La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Vaticano

Papa Francesco, de los escàndalos del IOR a la Iglesia de los Pobres / Eduardo Lliteras Sentìes

1753

VISITAS
Adolfo Pèrez Esquivel, el premio Nobel de la Paz 1980, se reuniò con el Papa Francesco y abordò el tema de la beatificaciòn, siempre pospuesta o de plano rechazada, por Karol Wojtyla, del arzobispo de El Salvador, Oscar Arnulfo Romero. Foto: E Llliter

 

Eduardo Lliteras Sentìes / Roma / Ciudad del Vaticano.- Que la Banca Vaticana o el Instituto de Obras de Religiòn està en aprietos, ya lo habìamos dicho. En aprietos y en el ojo del huracàn por su falta de transparencia. Y claro, por los escàndalos que no cesan e involucran a sus directivos, inversiones y depòsitos.

Lo dijimos recientemente. El nuevo Papa deberà reformar la Banca Vaticana de forma inmediata. Oficialmente llamada Instituto de las Obras de Religiòn (IOR) se dice que el nuevo Pontìfice la podrìa convertir en algo asì como una “Banca Etica”.

Por lo pronto, en lo que el Papa Bergoglio se decide a reformar la Banca del Vaticano, crecen las presiones para que la Santa Sede aplique al IOR las reglas de transparencia para que pueda aparecer en la llamada “White List”, “Lista Blanca”, de los institutos de crèdito internacionales. Y no como hasta ahora, un paraìso fiscal, convertido en lavanderìa fuera de todo control y transparencia.

Se afirma que el IOR es un instituto de crèdito atìpico. Por un lado, no es un organismo oficial del Vaticano, y por esto, no està obligado a hacer del dominio pùblico sus cuentas. A transparentarlas.  

Se sabe que solo religiosos, instituciones religiosas y ciudadanos de la Santa Sede pueden abrir una cuenta en el IOR, sin que tengan despuès que rendir cuentas a nadie sobre què hacen con el dinero. En què lo invierten, o si lavan recursos procedentes de actividades ilìcitas. O si sirven de prestanombres para que otros inviertan su dinero en el IOR, de procedencia desconocida.

Segùn voces en Roma, el Vaticano intentarìa evitar otro tache de los inspectores de Moneyval, quienes podrìan volver a condenar a la banca de los Papas por su falta de transparencia en la presente primavera.

Para evitar este castigo, el ex nuncio en Mèxico, Giuseppe Bertello, actual presidente del Gobernatorato del Vaticano, pretende poner un alto a la atipicidad de la Banca de los Papas. Es decir, al no ser un organismo oficialmente de la Santa Sede (estratagema que durante dècadas ha permitido todo tipo de trapacerìas, incluido el manejo de dinero de la Mafia para financiar al sindicato polaco Solidarnocs de Vaclav Havel en la era de la Guerra Frìa) no tiene obligaciòn de hacer pùblicas sus cuentas.

La intenciòn, se dice, es convertir al IOR, precisamente, en un organismo oficial del Vaticano. Para obligarlo a la “transparencia”, o a un bosquejo de èsta, y evitar que pierda, de facto, se asegura, el caràcter de autonomìa operativa respecto al Gobierno central de la Iglesia.

Esa autonomìa, que tan jugosos dividendos ha generado al Vaticano en el pasado, pero tambièn provocado no pocos  escàndalos històricos, como los de la era Marcinkus o el “suicidio” del banquero Calvi (quien apareciò colgado de un puente en Londres ubicado, en una zona llamada “Black Friars”, “Monjes Negros”).

La reforma del IOR irìa aparejeda a un adelgazamiento de la Curia Vaticana, cuyos monseñores y purpurados –como el mexicano Lozano Barragàn- vivìan en la grandeur, en la ostentaciòn y el boato, con mercedes y limusinas de lujo, como pudimos constatar de primera mano en Roma.

Como afirma el vaticanista de la revista L’Espresso, Sandro Magister, el “Papa Bergoglio tiene una sòlida formaciòn de Jesuita de antiguo estilo. No sueña con abolir el IOR. Pero sì con limpiarlo … de la Curia Vaticana Bergoglio se ha mantenido lejos, pero conoce sus desòrdenes y pecados. Exigirà efectiva lealtad de todos sus membro, escandalosamente violada en los años pasados con la fuga de documentos secretos del Vaticano e inclusive del escritorio del hoy Papa emèrito, Benedicto XVI”.

La importancia del IOR en las finanzas de la Santa, no debe ser menospreciada. 49 millones de euros entregò al Vaticano el IOR sòlo en 2012. 49 millones muy buenos si tomamos en cuenta las pèrdidas del Vaticano, las que suman unos 15 millones de euros. Las visitas a los Museos Vaticanos aportaron 5 millones de euros en 2012. Y el llamado Gobernatorato del Vaticano, otros 22.

Precisamente las cuentas, los dineros, el IOR, el Vatileaks, son temas que abordaron en Castelgandolfo los dos Papas reunidos: el emèrito, y el recientemente ungido.

Una reuniòn considerada por algunos medios italianos “inèdita”, aunque en la historia de los Papas llegò inclusive a haber hasta 3 Papas a la vez. Eso sì, en contienda y litigio, por el trono de San Pedro.

 

 

LA IGLESIA DE LOS POBRES DESEMBARCA EN ROMA

 

Adolfo Pèrez Esquivel, el premio Nobel de la Paz 1980, se reuniò con el Papa Francesco y abordò el tema de la beatificaciòn, siempre pospuesta o de plano rechazada, por Karol Wojtyla, del arzobispo de El Salvador, Oscar Arnulfo Romero, asesinado por un francotirador dentro de la misma iglesia por sus denuncias contra el Gobierno y sus matanzas de civiles.

Oscar Arnulfo Romero muriò de un balazo el 24 de marzo de 1980 mientras daba la comuniòn. Juan Pablo II se negò a acudir a su sepelio y lo arrojò en el saco de la condena generalizada de “marxista” imputada a la “Teologìa de la Liberaciòn”. Y en general a los sacerdotes demasiado cercanos y simpatizantes de las causas populares de una Amèrica Latina brutalmente desigual. La limpieza contra los teòlogos de la liberaciòn la operò el entonces Prefecto de la Fe, Joseph Ratzinger, hoy Papa dimisionario.

33 años despuès, en Roma, en la cèntrica iglesia de Marcello al Corso, tuvo lugar una ceremonia al caer la noche en la que estuvimos presentes. Oficiada en italiano y español para conmemorar a monseñor Romero, como se ha venido haciendo desde el dìa de su asesinato, en la Ciudad Eterna.

Es la Iglesia de base, comprometida con los pobres, en muchos casos latinamericana, marginal, pero presente en Roma, la que lo conmemora con la presencia de Pèrez Esquivel.

Entre cànticos y vestidos folklòricos latinoamericanos (entre ellos, uno de Mèxico), Pèrez Esquivel hablò sobre “el martirio” de Romero y sobre los “muchos màrtires que tiene Amèrica Latina”. Entre ellos, varios jesuitas asesinados en el Salvador en 1989, como fue el caso del Ignacio Ellacurìa, rector de la UCA (Universidad Centroamericana Josè Simeòn Cañas). O el de las monjas francesas desaparecidas por la dictadura argentina .

Segùn Pèrez Esquivel, monse ñor Romero “era un hombre que sabìa escuchar y comprender el clamor del pueblo; en su momento, dio un mensaje fuerte, cuando dijo que ningùn soldado debe obedecer òrdenes injustas”.

Posteriormente, “dijo con mucha fuerza que debìa cesar la represiòn”. Y lo mataron.

“Pienso que la Iglesia tiene que reconocer a sus màrtires. Porque son los caminos de lucha, de esperanza ... cuando vemos el martirologio de Amèrica Latina, encontramos a los Jesuitas, a Ignacio Ellacurìa, tambièn asesinado en El Salvador. Y en tantos otros lados. Las hermanas que dieron tambièn su vida por el Evangelio”.

Entre aplausos, y una reproducciòn de un mural pintado por Pèrez Esquivel en El Salvador, el premio Nobel explicò que monseñor Romero “era un hombre que escuchaba la voz del pueblo. Y caminaba con el pueblo. En un momento dice: si me matan -porque sabìa que estaba amenazado- resucitarè en mi pueblo. El dìa de ayer lo recordàbamos con el Papa Francisco. Ese gesto de vida, no de muerte, de vida. De esperanza, de construcciòn de una sociedad, de un mundo mejor para todos y todas”.

Esa iglesia y esos “màrtires”, condenados al olvido por la alianza geopolìtica entre Wojtyla y Reagan, entre el Vaticano y la Santa Sede contra la Teologìa de la Liberaciòn y la Iglesia de los pobres en Amèrica Latina, es la que espera justicia. Reconocimiento. Beatificaciones. Monseñor Romero, pero tambièn los jesuitas de la UCA, entre otros muchos, esperan ser elevados a los altares, sueñan algunos en Roma y en Amèrica Latina. Habrà que ver què hace el nuevo Papa, que habla de una “Iglesia pobre para los pobres”. Y si lo dejan los poderes que obran en el Vaticano, en su Curia, pero tambièn los poderes que desde fuera de la Iglesia y de la Santa Sede, ahora lo ven con recelo. Esos poderes y esos hombres de Iglesia habituados a viajar en jet privado, a comer caviar, beber champàn y transportarse en limosina por Roma con ruidosas escoltas de caravinieri. Como es el caso de Roberto Luccchini, brazo derecho del ex secretario de Estado, Tarcisio Bertone, y funcionario del IOR, recientemente detenido por la Guardia di Finanza (la policìa fiscal italiana) en el aeropuerto romano de Ciampino tras descender de un jet privado con un maletìn que se negò a abrir a los policìas italianos alegando “inmunidad diplomàtica” y mostrando su pasaporte del Vaticano.

Precisamente, el primer santo del Papa Francesco será muy probablemente un sacerdote franciscano asesinado por la dictadura argentina en la provincia de Rioja en 1976, a quien los militares secuestraron y cortaron las manos y arrancaron los ojos.

En efecto. Paolo Mastrolilli reporta en el diario italiano La Stampa que el sacerdote argentino, Carlos Murias, nacido en Córdoba, Argentina, el 10 de octubre de 1945, optó por luchar a favor de los campesinos pobres de en Chamical, junto al obispo Enrique Angelelli, quien también murió en un “accidente” de tráfico.

Murias, hijo de una familia adinerada, de un padre que fue político y empresario, desdeñó la carrera militar que soñaban para él y siguió el camino del sacerdocio y de la defensa de los pobres.

Eso le costó la vida. En un inicio fueron las advertencias. Después el secuestro. El encarcelamiento y las torturas. Antes de fusilarlo, los militares argentinos de la dictadura le arrancaron los ojos y le cortaron las manos, en un gesto de barbarie repugnante y atroz.

Ahora, según el provincial de los Franciscanos en Argentina y Uruguay, Carlos Trovarelli, el sacerdote Carlos Murguias podría llegar a los altares ya que su causa de canonización la firmó el hoy Papa Bergoglio en mayo de 2011, cuando todavía era cardenal. Es decir, no hay sospecha de intenciones propagandísticas, dicen, por la fecha.

La Stampa cita algunos testimonios a favor del Papa Francesco, sobre su papel durante la dictadura, tan cuestionado por sus silencios o de plano complacencia con los militares y su barbarie. Incluidos los vuelos de la muerte y el rapto de recièn nacidos de madres asesinadas tras inmundas torturas.

La Stampa, por ejemplo, cita a Alicia Oliveira, destacada magistrada que fue perseguida por los militares y pudo salvarse gracias a que Bergoglio le ofreció refugio, segùn dice.

“Bergoglio me prepuso me propuso también a mí esconderme en el seminario; le respondí que prefería ser arrestada por los militares a vivir con los curas. Y se puso a reir y dijo que no fuera tonta: a posteriori reconozco que tenía razón”, dice.

Asimismo, afirma que “con certeza sé que una vez dio a un hombre que se la parecía sus documentos verdaderos, y un vestido de sacerdote, para que pudiera escapar a Brasil”.

www.infolliteras.com

Yucatán, atractivo para la inversiones dice secretario Meade en Mérida

Yucatán se convirtió en la cuarta entidad del país en que la iniciativa privada gusta por destinar sus inversiones
Leer Noticia

Comuna vallisoletana entrega bultos de cemento y tinacos

En este primer trimestre se han entregado 1800 sacos de cemento, lo equivalente a 90 toneladas, y 45 tinacos, con una inversión aproximada de 300,000 pesos
Leer Noticia

PGR realiza nuevo aseguramiento de material pirata en Puerto de Progreso

En las inmediaciones de la calle 80 esquina con 29 de la Colonia Centro en el Puerto de Progreso
Leer Noticia

Nino Vittorio Ferro Muñoz abandona la disidencia del PRD

Mario Alejandro Cuevas Mena  presentará informe de actividades  del partido,  la Secretaria de Finanzas, Nallely Castro Castillo presentará  el informe financiero de 2016
Leer Noticia