La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Vaticanerías

884 curas pederastas en los últimos años expulsados de la Iglesia, admite el Vaticano / Eduardo Lliteras

1370

VISITAS
Dos Papas en la encrucijada de los abusos sexuales a menores cometidos por curas. Foto: Archivo

Hubo quienes primero no sólo lo negaron sino que descalificaron a quienes denunciamos los abusos sexuales, tildándonos de ser parte de una “campaña de desprestigio” contra la Iglesia. De mentir, de engañar, de inventar. Bueno, todavía hoy, eminentes jerarcas se arrogan el derecho de dar línea a los medios de comunicación. Decir cómo ejercer el periodismo. Es decir, pretenden ser autoridad intocable. Que nadie se atreva a cuestionarlos, ni a ventilar sus corruptelas. Así sucedió con la historia criminal de Marcial Maciel y su Legión de Cristo.

Sin embargo, el Vaticano tuvo que acudir a declarar ante el Comité contra la Tortura de la ONU en Ginebra tras ser citado por las decenas de miles de abusos sexuales y violaciones cometidas por sacerdotes, monjas e inclusive jerarcas de la Iglesia Católica alrededor del mundo y con la protección en muchos casos de la Santa Sede. El Vaticano forma parte de dicho Comité de la ONU como Estado, no como Iglesia, desde 2002.

Esta Convención tiene como objetivo principal la "lucha contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes en todo el mundo" y define la tortura como "acto por el cual se inflija intencionadamente dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales".

Silvano Tomasi, representante de la Santa Sede compareció ante la referida comisión en Ginebra durante dos días, respondiendo a los cuestionamientos sobre la actitud de la Iglesia católica en los innumerables casos de curas que realizaron los abusos.

El Comité de la ONU preguntó al representante del Vaticano qué ha pasado con los curas pederastas, cómo se les juzgó, en dónde están y si fueron removidos de sus funciones. Se mencionaron casos de curas pederastas en México, Estados Unidos, India y Alemania. Pero hay en todo el mundo.

El Vaticano admitió que ha reducido al estado laico a 848 sacerdotes pederastas, es decir, abusadores sexuales de niñas y niños entre 2004 y 2013. Es decir, estamos ante las cifras de los últimos años. Pero la interrogante surge ante los miles y miles de abusos sexuales, violaciones, inclusive tumultuarias, perpetradas por sacerdotes en décadas pasadas y a los que se protegió de forma reiterada desde las más altas jerarquías eclesiásticas. La llamada Santa Sede admitió que otros 2572 sacerdotes abusadores fueron sancionados con medidas “menos drásticas”.

Reitero: estamos ante cifras dadas a conocer por el mismo Vaticano. Por su representante ante la ONU. Y son cifras de los últimos años. No de historias de décadas de delitos, como la de Marcial Maciel.

Eso sí, los 848 curas que fueron  directamente apartados del servicio sacerdotal, la pena más dura que contempla el derecho canónico, no fueron a la cárcel, siguen impunes su vida tras destruir a menores de edad.

Tomasi dijo, literalmente que el número de casos reportados a la Congregación de la Fe del Vaticano “entre 2004 y 2013, basados en acusas creíbles de abuso sexual cometidas por sacerdotes con menores de edad son 713 en 2004, 184 en 2005, 218 en 2006, 216 en 2007, 191 en 2008, 196 en 2009, 464 en 2010, 402 en 2011, 418 en 2012, 401 en 2013, para sumar un total de 3420 casos”.

En México, al respecto, falta mucho por aclarar, las instituciones, como el Poder Judicial, han faltado a su obligación de investigar. Incluyendo Yucatán.

Abren la convocatoria del Premio Nacional de Cuento Beatriz Espejo 2018

Leer Noticia

20 policías de la policía municipal de Mérida realizarán capacitación de alto rendimiento con elementos de SWAT en Estados Unidos

Leer Noticia

Sin detenidos tras aseguramiento de 11 mil 800 litros de hidrocarburo sustraído por huachicoleros en Homún

Leer Noticia

Suspenden por 10 años a cura español por abusos sexuales

Leer Noticia