La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Radio Fórmula Yucatán

Mérida, crónica de un desastre urbano anunciado: prometen autoridades transporte y limitar el crecimiento

1075

VISITAS
Comentario de Eduardo Lliteras Sentíes en radio Fórmula Yucatán, 94.5 de FM con José Luis Preciado

Buenos días José Luis, buenos días al público de Radio Fórmula: Mérida se encuentra en un punto de inflexión: en los próximos años la capital de Yucatán puede convertirse en una megalópoli fusionada con varios municipios costeros, con más de un millón de autos, según cálculos dados a conocer por una empresa asesora del Gobierno del Estado en materia de movilidad urbana. No hablamos de muchos años. En cinco años Mérida, se pronostica, tendrá cerca del millón de autos, que saturarán sus otrora tranquilas calles y avenidas.

Dicha tendencia tiene mucho que ver con el fracaso y atraso en dotar a Mérida de transporte público eficiente hasta ahora pero también con el crecimiento y expansión de la mancha urbana por la suma de numerosos factores, entre éstos, los intereses de especuladores de tierras y constructores, pero también con la migración. Muchas veces nos jactamos en Yucatán de que se vive una relativa paz respecto al abismo de la violencia en otros Estados del país. Dicha situación nos afecta, precisamente, por la migración de personas que dejan sus lugares de origen empujados por la crisis de inseguridad que azota al país.

Pero regresando al crecimiento de la ciudad y a la falta de transporte público hay que señalar que las autoridades municipales y estatales proponen planes y proyectos para afrontarlos. Un plan integral de transporte y ordenamiento del crecimiento. Cada uno por su parte dice que afrontará dichos problemas, pero hasta ahora, vemos, sobre todo, esfuerzos limitados, y muchas promesas. Es de esperarse que el transporte público y su nuevo modelo fructifiquen y que el crecimiento de Mérida se limite y ordene, de lo contrario seguiremos asistiendo a la crónica de un desastre urbano anunciado.

Te saluda, Eduardo Lliteras Sentíes para Radio Fórmula Yucatán