La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Vaticanerías

Llegó el Islam a Yucatán ¿y Gobernación Apá? / Eduardo Lliteras Sentíes

1463

VISITAS
Un grupo que pregona el Islam en Yucatán, con suficiente dinero para ganar adeptos en medios de comunicación en el Estado Foto: Archivo

Nada más abrir el último libro de Jorge G. Castañeda –voluminoso texto que presentó el mismo ex secretario en el marco de la Feria Internacional de la Lectura en Mérida que organiza la Universidad Autónoma de Yucatán cada año- hay un epígrafe del rabino Yehuda Brandweinn que reza lo siguiente: “Cuando un hombre sin enemigos parte de éste mundo hacia el siguiente, el Creador sabe inmediatamente que esa persona ha desperdiciado su vida”.

Creo yo que en lugar de “Creador” escribiría humanidad. Lo demás lo dejaría tal cual lo dijo el sabio rabino citado por Jorge Castañeda. En lo que a mí toca, no cabe duda, de que me iré con suficientes enemigos, y lo suficientemente poderosos, para saber que no desperdicié mi vida, ni la viví como un hombre arrodillado o prosternado ante ninguna deidad humana de esas que gustan auto erigirse toda clase de monumentos, estatuas (sobre las que los pueblos luego bailan y escupen) y placas conmemorativas que algunos roban para fundirlas.

Viendo la historia humana, y su incesante cauda de naufragios de toda especie en los que generaciones de hombres han sido barridos como las hojas (parafraseando a Homero) realmente me parece que nuestras preocupaciones –y más aún las de la clase política- son por lo menos fútiles. Y miserables.

El otro día escuchando un noticiario de Radio Suiza me enteré de la escalofriante historia de un joven sirio, quien escapó del horror de las hordas de orcos del llamado ISIS (Estado Islámico de Siria y del Levante, por su traducción del inglés) con su familia. Refugiado en Beirut en medio del hambre, la miseria y las crecientes tensiones étnicoreligiosas y políticas que dividen a esa nación desde su fundación, narró cómo decidió vender un riñón. Sí, vendió un riñón por unos 7 mil dólares para financiar la operación de un pie de su hijo y darle de comer a su familia. Comentó al reportero italiano que lo entrevistó en Líbano que todavía se estaba recuperando de la operación y pensé en los horrores inenarrables de las guerras que desde que vivía en Europa he visto desarrollarse en los últimos 30 años. La de Siria, no cabe duda, es una de las más cruentas y bárbaras de las que se tenga memoria reciente (por su componente religioso como la de la ex Yugoslavia), pero en todas éstas conflagraciones las violaciones, los genocidios y el asesinato vil de civiles han sido moneda común. Por no hablar de las masas anónimas de refugiados que en el presente están tomando dimensiones apocalípticas, entre hundimientos de embarcaciones en el Mediterráneo y colas incesantes de hombres, mujeres y niños que se agolpan a las puertas de las fronteras de las naciones “ricas” en decadencia, con sus muros espinados donde se muere ante la indiferencia y el desprecio de la humanidad, del cielo y de quien habite el infinito.

Ante estas calamidades veo y escucho las campañas y me producen desprecio, por decir lo menos. La soberbia y la ignorancia se enseñorean en el patio en el que vivimos como si Mérida fuera una especie de burbuja. Nadie aborda el tema del cambio climático, ninguno comenta el reto que significa estar tan cerca de fronteras en las que se agolpan cada vez más desesperados. Y mucho menos se afronta el tema de la guerra interna y de la crisis nacional con el mínimo de inteligencia. Así vamos, viviendo en la burbuja de la ciudad blanca convertida en la ciudad pardinegra en éstos días entre el calor flamígero y los incendios en los que la responsabilidad de todos y cada uno es innegable, sin que nadie diga cómo es posible que llenemos la ciudad de basura y dejemos fallecer a la vegetación y las criaturas que sobreviven entre nuestra locura urbanicida.

No menos inquietante me parece la aparición de un grupo que pregona el Islam en Yucatán, con suficiente dinero para ganar adeptos en medios de comunicación masivos que les abren las puertas. Así como para anunciarse en la radio en Yucatán, sin que Gobernación diga ni pío. Y para irrumpir en la Feria Internacional de la Lectura para realizar proselitismo religioso con el pretexto de presentar su Libro. Éstos personajes, ahora se muestran bonancibles y amigables, con la piel de cordero encima, hasta que sean suficientes para exigir en nombre de la Sharia, esto o lo otro. El problema es que en Yucatán las autoridades y medios no tienen ni idea, ya no sólo de lo que es el complejo mundo del Islam, sino de las implicaciones políticas y culturales de su irrupción en nuestro país. Por no hablar de sus propósitos mantenidos en lo oscuro así como el origen de su financiamiento y apoyo político. Europa es un buen ejemplo de lo que puede suceder, con varias décadas afrontando las tensiones entre una religión que se niega a aceptar el Estado laico y unas autoridades que no atinan a ponerse de acuerdo cómo contener el fenómeno islámico. Hablo de la persecución de periodistas, de su asesinato, de la prohibición de obras de teatro, de la pretensión de limitar la libertad de expresión. De las constantes amenazas a quienes cuestionan un credo y a sus belicosos intérpretes. Del desprecio por la cultura occidental laica y de la pretensión de imponer preceptos religiosos a la vida de todo mundo. Y al tiempo. 

Es hora de decir NO a Trump, a su comportamiento fascista dice líder del NDP canadiense

Y mientras tanto, en México, el gobierno mexicano balbucea o se reúne en lo oscurito con miembros del gabinete estadounidense. ¿Qué hay de los ciudadanos mexicanos con doble nacionalidad afectadas por la prohibición de Trump?
Leer Noticia

Mujer mexicana convertida al Islam radical detenida en España por alentar atentados

Hoy por la madrugada a primera hora leí en Twitter que la policía española detuvo en Madrid a una mujer mexicana por un delito de autoadoctrinamiento y enaltecimiento yihadista
Leer Noticia

En Polonia el Papa pidió que se convierta a la paz el corazón de los terorristas: equívoco identificar Islam con violencia, aseguró

Dijo que es equivocado identificar al Islam con la violencia y que la injusticia social e idolatría del dinero estaban dentro de las  Leer Noticia

Hillary Clinton candidata disminuida frente a la escalada fascista de Trump

Hillary Clinton se convirtió el martes oficialmente en la primera mujer candidata a la presidencia de Estados Unidos
Leer Noticia