La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Vaticanerías

De católico, a negocio privado, el Instituto Patria, envuelto en conflictos y falta de transparencia

974

VISITAS
El Patronato del Instituto Patria se ha ido desmoronando a través de los años. La crisis de quienes dirigen dicha institución desde los valores supuestamente católicos ha alcanzado su punto culmen con la confrontación directa con el nuevo arzobispo.

Eduardo Lliteras Sentíes.- Los problemas económicos aparentemente inexplicables de la administración del Instituto Patria, de supuesta y ostentada inspiración católica, se acumulan, entre dudas sobre el futuro de una institución \\\\\\\"educativa\\\\\\\" asentada sobre terrenos que valen oro, con el crecimiento de la plusvalía en una zona de la ciudad de Mérida en la que se han edificado plazas comerciales y fraccionamientos de lujo. Deudas con bancos e instituciones de Gobierno, embargos, atraso en el pago de impuestos y de salarios, forman sólo una parte de los conflictos y problemas que los directivos de dicha institución afrontan–encabezada por David Abraham Achach, esposo de la consejera del INAIP, Susana Aguilar Covarrubias, quien guarda silencio desde la institución supuestamente encargada de dar ejemplo de transparencia en el Estado- ahora peleados con el mismo arzobispo de Yucatán.

En efecto. Además de los problemas de índole económica, están las reyertas internas, entre los fundadores del Instituto Patria (Instituto Educativo de Yucatán, A.C. IEY, por sus siglas), padres de familia todos supuestamente católicos, a lo largo de los años. Padres de familia, “matrimonios católicos”, que fueron abandonando el Patronato original por diferencias serias y graves con quienes dirigen dicho Instituto en la actualidad. Las reyertas, de las que se ha ido sabiendo en los últimos años, se han traducido en la salida del llamado Patronato del IEY de varios de los “matrimonios” fundadores que, según la misma propaganda oficial de dicha institución, se unieron “para compartir un sueño largamente anhelado; fundar una escuela que tuviera como características ofrecer a su alumnado una formación en la fe católica”.

Por si fuera poco, ahora dicha institución “católica” se encuentra en un conflicto frontal, abierto y público, con el nuevo arzobispo de Yucatán. Esto ocurre tras años de pugnas tras bambalinas del anterior arzobispo (Emilio Carlos Berlié Belaunzarán) con el Patronato. 

En éste complejo escenario el nuevo y flamante arzobispo decidió hacer del conocimiento de la grey católica la decisión de distanciarse y retirar el apoyo a quienes dirigen dicho colegio.

La respuesta de la actual directiva del Instituto Patria al arzobispo sorprende también. Autodefinida como \"una escuela católica” que en sus orígenes solicitó “la autorización del señor Arzobispo Excelentísimo Don Manuel Castro Ruíz tras exponerle la necesidad de más escuelas católicas en nuestra comunidad”, ahora los \"propietarios\" del Instituto han decidido confrontarse con el nuevo arzobispo Gustavo Rodríguez Vega, y defender su negocio privado.

En efecto. Presentada originalmente como una “escuela católica que debía tener un lugar destinado para acrecentar la fe católica de los alumnos” y “un lugar para acercarse al señor y la santísima Virgen María”, ahora se define, en un reciente comunicado, como una “empresa privada e independiente que nunca recibió aportaciones económicas de la Arquidiócesis, y nunca desde su inicio estuvo vinculada con ésta”.

Bonita historia, tras la cual se esconde la lucha por los terrenos en los que se asienta el Instituto Patria, que en el mercado inmobiliario se dice valen más de 200 millones de pesos (mientras un diario local afirma que dos hectáreas, de hecho, ya fueron vendidas), así como el jugoso negocio de la educación, en plena expansión en Mérida. Motivos suficientes para un litigio con la arquidiócesis, el Vaticano y el mismísimo Santo Padre, según parece, por parte de quienes en su página web afirman que la educación de los alumnos “se logra a través de un ambiente de cordialidad, respeto, disciplina y formación cristiana y humana, y es de esta forma como ayudamos a los padres de familia en la noble tarea que Dios les ha encomendado”.


Pedro Mena Díaz, nuevo obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Yucatán

La ceremonia estuvo encabezada por el nuncio apostólico del Vaticano en México, Franco Coppola, y el arzobispo Gustavo Rodríguez Vega
Leer Noticia

Autoridades acuden a la ordenación episcopal del obispo auxiliar Pedro Mena Díaz

La Arquidiócesis de Yucatán junto con el arzobispo, Gustavo Rodríguez y el nuncio apostólico de México, monseñor Franco Coppola, los recibieron Foto: Infolliteras
Leer Noticia

El alcalde Mauricio Vila Dosal entrega los trabajos de conservación del Monumento a la Patria

La nueva imagen del monumento incrementará su atractivo y la afluencia turística en Paseo de Montejo
Leer Noticia

Nombra el Papa como obispo auxiliar de la arquidiócesis de Yucatán al sacerdote Pedro Sergio de Jesús Mena Díaz

En el boletín se menciona, entre otras cosas, que Pedro Sergio de Jesús Mena Díaz, nació el 4 de mayo de 1955 en Colonia Yucatán, arquidiócesis de Yucatán. Foto: Eduardo Lliteras
Leer Noticia