La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
República de las Bananas

Donald Drumpf, no Trump por Eduardo Lliteras Sentíes

169

VISITAS
Friedrich Drumpf, así se llamaba el abuelo de Donald que emigró a Estados Unidos desde Alemania en 1885, con solo 16 años. Huía de la miseria

Donald Drumpf, no Trump, es el apellido del presidente electo de los Estados Unidos, pero un error en la neoyorquina isla de Ellis, adonde llegaban en aquel entonces los migrantes de todo el mundo que pretendían internarse en Estados Unidos, modificó el apellido, quizá dándole un sonido más anglosajón.

Friedrich Drumpf, así se llamaba el abuelo de Donald que emigró a Estados Unidos desde Alemania en 1885, con solo 16 años. Huía de la miseria, tras la reciente muerte del padre quien había dejado a una familia numerosa sin forma de ganarse la vida. Soñaba con riquezas el joven Drumpf, mientras trabajaba en una barbería en Alemania y después en Nueva York barriendo cabellos y barbas cortadas. Fortuna que hizo en los Estados Unidos con hoteles y restaurantes que funcionaron como prostíbulos durante la fiebre del oro, según la investigación de la escritora Gwenda Blair, autora del libro The Trumps: Three Generations That Built An Empire (Los Trump: Tres generaciones que construyeron un imperio). Texto comentado por The Guardian y por otros medios anglosajones e ibéricos en días recientes y que hay que leer.

Dicho libro, actualizado en una reciente edición como The Trumps, Three Generations of Builders and a Presidential Candidate (Tres generaciones de constructores y un candidato a la presidencia), también menciona cómo los Drumpf o más bien los Trump, mintieron acerca de sus orígenes germanos durante la Segunda Guerra II, cuando en los Estados Unidos se generó un profundo sentimiento anti alemán. Decían que eran de origen sueco, y más genéricamente, Donald aseguraba que sus orígenes eran de diversos países europeos para esconder sus nexos genéticos con la Alemania nazi.

Pero Blair viajó hasta Kallstadt, el pueblo de milenaria tradición vitivinícola alemán donde nacieron los ancestros de los Trump, ya que el abuelo en una de las peripecias que definirían la historia, regresó a su tierra natal para casarse con una alemana de su mismo terruño para después regresar de nueva vuelta a Nueva York y no volver más a Alemania. A Friedrich Drumpf las autoridades alemanas lo expulsaron tras acusarlo de no querer cumplir con el servicio militar, narra Blair, hecho que tendría consecuencias históricas, como estamos viendo en estos días, ya que los Drumpf o Trump, tuvieron que regresar a los EEUU para siempre.

En otro capítulo también se habla de los presuntos nexos del padre de Donald Trump con el Ku Klux Klan, aunque el ahora presidente electo lo niega categóricamente diciendo que se trata de calumnias. Sin embargo, la sombra de duda permanece, y crece en estos días en que tras una campaña centrada en el odio racial resurge el Klan en diversas apariciones públicas en los Estados Unidos.

Los orígenes de Trump, no cabe duda, ayudan a comprender al personaje que se dispone a dirigir los destinos de la nación más poderosa, emparentado culturalmente con esa Alemania que se vio involucrada con dos terribles guerras mundiales y que parió a Adolf Hitler.

Curiosamente por nuestra parte y echando un vistazo a los archivos de Ellie Island disponibles en internet me pude encontrar a 105 personas que registraron su ingreso por la puerta por antonomasia símbolo de la migración fundadora de los Estados Unidos que tenían apellido Lliteras. Muchos de ellos provenían de la Isla de Palma de Mallorca (de donde es originario el apellido Lliteras, en particular de Manacor), como sucedió con nuestro bisabuelo quien en cambio decidió quedarse en Ciudad del Carmen, México, en lugar de irse a vivir en el norte gélido. Él se enamoró del paisaje tropical de la isla, en aquel entonces un auténtico paraíso. También pude encontrar al menos a 5 Sentíes que tomaron el camino de Ellie Island y que se perdieron en los anchurosos caminos de América.

Pero tras esta breve digresión, retornando a Donald Trump, hay que señalar que preocupa, profundamente, el grupo de personajes con los que se está rodeando el presidente electo. Por ejemplo, con personajes como Newt Gringich, un hombre de la extrema derecha estadounidense conocido por su odio hacia México. Pero no es el único, como el neocon John Bolton, quien durante la administración de George W. Bush preconizó la exportación de la democracia a punta de cañonazos. O Stephen Bannon, designado por Donald como consejero estratégico y acusado por la musulmana y hebrea como racista y antisemita. No menos preocupa la posible nominación de Ben Carson, cirujano de 65 años posible secretario de educación, y miembro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día que predica la observancia literal de la Sagradas Escrituras en particular del Génesis e impulsor del Creacionismo, que niega las teorías de Darwin calificándolas de falsas.

Dice Pascal Bruckner, filósofo y político francés en conversación el Il Foglio (periódico de análisis de la derecha italiana) que la “sorpresa” tras la victoria de Trump es una muestra de que “no entendemos más el mundo en que vivimos, no somos más capaces de interpretar las señales que nos envía: expertos y politógolos se han equivocado en sus previsiones porque sus instrumentos de análisis y su inteligibilidad de las cosas no son más adecuados a las cosas”. Coincidimos con Bruckner, si bien en La Jornada Maya nosotros sí advertimos de la posibilidad de la victoria de Trump ante la crisis cultural y económica que devasta a Estados Unidos y Occidente, al grado de que  para conquistar el poder de la potencia militar global basta con generar pánico, odio y declarar todo tipo de incongruencias.

Sorprende intención de Trump de tasar madera canadiense

Trump amenazó esta mañana a Canadá por dificultar comercio con granjeros en la frontera.Por la tarde,impuso aranceles de hasta 24%en madera
Leer Noticia

Marcha por la ciencia rechaza negacionismo de Trump y reducción de presupuesto en México

El vicepresidente Mike Pence duda de la veracidad de la teoría de la evolución, lo mismo que Rick Perry, nuevo secretario de Energía. Y Trump rechaza el cambio climático, el que dice es una mentira
Leer Noticia

El Meme del Día ... Similitudes Trump-Kim Jong

Leer Noticia

Trump permite uso de la mega bomba MOAB en Afganistán para matar a miembros del ISIS, dicen

Según se sabe el Gobierno de Afganistán confirmó que al menos 36 combatientes del autodenominado Estado Islámico (Daesh, en árabe) 
Leer Noticia