La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Policía

Familia, tiene un mes sin saber dónde está su auto, con acusación falsa de UBER

3176

VISITAS
Erik R. Valdés Segura envió una carta al gobernador, Rolando Zapata Bello, explicando su caso. No ha tenido respuesta. No trabaja en UBER, pero la dirección de transporte se niega a corroborarlo

Eduardo Lliteras Sentíes.- Un mes sin su auto. Un mes sin saber dónde está y sin poder acceder al vehículo ni poder utilizarlo para transportarse, para trabajar o para poder sacar los documentos de trabajo que allí se quedaron o las llaves de su casa. Y lo peor, si aún cabe: un mes sin que las autoridades estatales respondan con coherencia y fundamentadas en la ley dónde está y por qué no se les entrega su vehículo después de que el pasado 25 de enero les fue decomisado arbitrariamente en el periférico de Mérida por los elementos de la patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública número 6031.

Así se encuentra el ciudadano Erik R. Valdés Segura y sus padres, quienes circulaban tranquilamente por la mañana del 25 de enero con el objetivo de entregar un trabajo de diseño gráfico que le habían solicitado y con la intención de posteriormente celebrar el cumpleaños de su papá.

Repentinamente a la altura del kilómetro 43 fueron detenidos a bordo de su auto marca Chevrolet Sonic Modelo 2013 color gris plata, placas del Estado de México MPJ8616, en dirección del aeropuerto. El pretexto que argumentaron los policías en primer lugar fue el engomado, después, cuando les mostraron que el engomado se encontraba en el vidrio delantero, el oficial de la patrulla 6031 pasó a argumentar que la detención tenía que ver con el humo (o color oscuro) de los vidrios. Sin embargo, como señalaron al oficial, los vidrios delanteros, ambos, iban abajo como marca el artículo 69 de la ley de tránsito y vialidad del Estado de Yucatán.

Además, toda la documentación estaba en orden: licencia de conducir vigente, tarjeta de circulación y seguro vigentes también.

Como explica Erik en una carta entregada en Palacio de Gobierno en el despacho del secretario general de Gobierno, Roberto Rodríguez Asaf, y dirigida al gobernador Rolando Zapata Bello: tras verificar el oficial que todos los documentos estaban en regla, los agentes de dicha patrulla argumentaron que el vehículo contaba “con dos reportes”. Sin embargo, no pudieron explicar de qué “reportes” se trataba.

Posteriormente, llegaron otras patrullas y una grúa de la SSP, los que actuaron con “alevosía y ventaja”, como se afirma en la carta, para llevarse el vehículo, lo que hicieron con ellos arriba debido a que decidieron no dejar que se llevaran el auto “así no más debido a la actitud de los oficiales”.

Por si fuera poco, tras llegar a las instalaciones de la SSP en el periférico, donde se les convocó para acudir al jurídico para que les pudieran explicar las razones del decomiso del vehículo, ya que no tenían ni multa ni un recibo, el oficial responsable desapareció. Y claro, a partir de ese momento nunca volvieron a ver su auto. Acudieron a los corralones de la SSP (ubicados en la Jacinto Canek y en el Corralón 2), donde les dijeron que no tenían ni idea de en dónde pudiera estar su coche.

Ha pasado un mes, entre vueltas a la Secretaría de Seguridad Pública, a la Fiscalía General del Estado (donde denunciaron a los agentes y su forma de proceder) y a la dirección de Transporte del Gobierno del Estado, y del vehículo, ni sus sombras.

Posteriormente se enteraron que el patrullero de marras había escrito en un reporte (que nunca les mostraron) que el vehículo había sido detenido porque “era UBER”. Es decir, porque utilizaba dicha aplicación, lo cual es totalmente falso. Primero porque Erick Valdés Segura es diseñador gráfico y no se dedica a ninguna labor vinculada al transporte y menos aún utiliza la aplicación UBER, como ha podido demostrar fehacientemente.

Sin embargo, la dirección de Transporte, adonde les indicaron que debían acudir para la liberación del vehículo –ubicado en algún lugar ignoto aún- les dice que sigan dando vueltas mientras se ha negado a realizar la petición a UBER para que confirme que dicho vehículo no utiliza su plataforma.

Como afirman en la carta, y durante la conversación que mantuvimos, piden que se les finque responsabilidad a los agentes de la SSP en caso de que le puedan dar mal uso a su vehículo. Además, Erick Valdés –una persona tranquila y de mirada afable así como sus padres- mostró los vídeos que grabó el día en que le hurtaron el auto en el periférico de Mérida, la ciudad más segura, según dicen, donde además se respeta la ley, según dijo recientemente el secretario general de Gobierno, Roberto Rodríguez Asaf.

En dichos vídeos se corrobora la historia aquí sucintamente narrada. Como nos comentan: vinimos a Mérida pensando que era un lugar tranquilo, sin abusos como los que ocurren en otras partes de la República, pero vemos que no es así.

Al día de hoy, no les han entregado el auto, y nadie, absolutamente nadie, ninguna autoridad, les puede decir dónde está. Mientras tanto Erick se ha quedado sin su auto, el que necesita para transportarse, para ganarse la vida, temiendo además que el vehículo resulte con daños.

Denuncian amenazas de muerte del alcalde de Celestún a activista que tuvo que huir

Recibió en su teléfono celular múltiples amenazas de muerte y también contra la vida e integridad de su familia, según denuncia.
Leer Noticia

Ayuntamiento de Mérida amplía denuncia penal al detectar 35 calles más dañadas con ácido, dicen

Estos 35 nuevos tramos afectados se suman a los 18 que forman parte de la carpeta de investigación, cuyos daños ya fueron denunciados en días pasados
Leer Noticia

Asesinan a periodista colaborador de La Jornada y editor de Ríodoce en Culiacán

El periodista había escrito recientemente sobre Narcoperiodismo, la prensa en medio del crimen y la denuncia uno de los últimos títulos publicados
Leer Noticia

Vídeo El Ayuntamiento de Mérida amplió denuncia penal al detectar más calles afectadas con derrames de ácido

César Bojórquez Zapata, informó que estos actos no tienen precedentes y por ello, ya se está evaluando la magnitud de los daños ocasionados en las vialidades  con la ayuda de un grupo de ingenieros 
Leer Noticia