La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
El País

México tiene una nueva geografía del crimen: se incrementan los homicidios en el sur, advierte

1325

VISITAS
Para The Economist la situación es alarmante: el asesinato está ahora de vuelta a sus peores niveles. Si el año continúa como ha comenzado, el número de asesinatos en México en 2017 será el más alto todavía

Redacción.- La nueva geografía del crimen en México: ¿por qué el crimen están creciendo de nuevo?, dice un artículo publicado por The Economist en el que afirma que mientras el norte de la República Mexicana se ha vuelto menos violento, el número de los asesinatos está creciendo en el sur del país. La revista, en su edición en inglés publica además gráficas donde aparece Yucatán en un color en el que se indica que están creciendo los homicidios violentos como muestra la foto.

Para The Economist la situación es alarmante: el asesinato está ahora de vuelta a sus peores niveles. Si el año continúa como ha comenzado, el número de asesinatos en México en 2017 será el más alto todavía. Hubo un 6% más de homicidios en los tres primeros meses de 2017 que en el mismo período de 2011, afirma.

Eso sí, The Economist advierte que la distribución de la violencia está cambiando. A medida que las guerras de pandillas del norte se reducen, las batallas a menor escala estallan en el sur.

Una de las razones de esto es el cambio en el modo en que las pandillas operan, provocado por la guerra contra las drogas, dice The Economist.

Afirma que las pandillas sin líderes no desaparecen en relación a las detenciones de capos anunciadas en el país. En cambio, los gangsters de nivel inferior luchan por el control o buscan formar sus propios grupos, lo que lleva a una reordenación violenta de la jerarquía del crimen organizado, señala.

Explica que las bandas más pequeñas carecen de la mano de obra y las habilidades de gestión para ejecutar operaciones de drogas a gran escala por lo que se concentran en la distribución local de drogas y en delitos como el secuestro y la extorsión.

De hecho, puntualiza que ambos tipos de crimen han aumentado alrededor del 20% en todo el país entre los tres primeros meses de 2016 y el mismo período de este año.

Y claro, comenta que el robo de combustible también se adapta a las bandas reducidas por lo que no es de extrañar el estallido violento de días recientes con miembros del ejército muertos y sicarios. El problema es que los huachicoleros están mermando el negocio ahora concesionado a empresas extranjeras.

The Economist explica que en el área de Puebla el negocio está dirigido por tres pandillas en dos ciudades a sólo 20 kilómetros de distancia.

Además, asegura que otras razones para el aumento de los asesinatos incluyen un aumento de la producción de opio para alimentar la creciente demanda estadounidense y la elección el año pasado de 12 nuevos gobernadores del estado, que trajeron nuevos y menos experimentados jefes de policía. Se supone que un nuevo sistema de justicia penal hará los juicios más justos, pero en sus primeras etapas ha liberado a muchos sospechosos que deberían haber sido encarcelados, dice Alejandro Hope, un analista de seguridad. La violencia se alimenta de sí misma: los asesinatos conducen a vendettas.

The Economist dice que las probabilidades son que el aumento de la violencia no se contenga pronto. El gobierno federal no ha encontrado una estrategia para reemplazar la desacreditada guerra contra las drogas del señor Calderón, aparte de los despliegues militares esporádicos. Muchas fuerzas de policía estatales y locales carecen del profesionalismo necesario para frenar el crimen violento. La policía municipal, no raramente colabora con criminales, no es de confianza, dice. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley a todos los niveles necesitan más datos y una mejor comprensión de por qué ocurre la violencia donde se produce, dice Ernesto López Portillo, del Instituto para la Seguridad y la Democracia.

 

Con 18 meses en el cargo, es improbable que Peña comience cualquier programa de lucha contra el crimen, asegura The Economist. Pero el robo de petróleo no es el problema más difícil de resolver. "Pemex sabe dónde está sucediendo", señala Guerrero. Eso le da a la policía un lugar para comenzar.

Morena Yucatán condena los hechos de violencia ocurridos en el municipio de Celestún y exige investigar al alcalde

Esta situación en buena medida es producto de la complacencia de las autoridades estatales, pues están documentadas  en los medios de comunicación las inconformidades de los pobladores 
Leer Noticia

Vídeo Denuncian golpes a niñas en Celestún por parte de policías

Durante la represión contra los habitantes de Celestún que golpearon al alcalde acusado de apropiarse de tierras en la playa para provecho propio, fueron golpeadas personas ajenas a los hechos, mujeres y niñas con violencia
Leer Noticia

Estalla violencia en Celestún luego que habitantes le reclamaron al alcalde apropiación de terrenos

La violencia estalló aproximadamente como a las 11 pm en Celestún cuando unos 2000 habitantes acudieron a Palacio Municipal a reclamarle al alcalde priista Leonel Gonzalo Mena. Hubo golpes, gases lacrimógenos, pedradas, mujeres golpeadas
Leer Noticia

Tras violencia y delincuencia, desigualdad creciente y el debilitamiento de la cohesión social, dice Carlos Joaquín

El Estado Mexicano, en sus tres órdenes de gobierno, debe tener como prioridad garantizar la seguridad en sus diferentes vertientes; es indispensable que eso se refleje en el diseño y operación de las políticas públicas dijo
Leer Noticia