La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Ecología

Nuevos Desastres Petroleros en el Horizonte en Yucatán por Rubén D. Arvizu*

671

VISITAS
Con gran pena y preocupación recibimos información de Infolliteras de los planes casi inmediatos para comenzar a efectuar pruebas perforando en el preciado Arrecife Alacranes en Yucatán en busca del llamado oro negro

Con gran pena y preocupación recibimos información del director de Infolliteras de los planes casi inmediatos para comenzar a efectuar pruebas perforando en el preciado Arrecife Alacranes en Yucatán en busca del llamado “oro negro”.

En el mundo actual, los desastres de derrames petroleros son casi noticia cotidiana, así como la precaria situación ecológica en que se encuentra el Planeta, debido

en gran parte a las actividades humanas.   El Capitán Jacques Cousteau nos dijo una vez en una reunión en las oficinas de la Sociedad Cousteau en Los Ángeles, California,  “la codicia es tal vez el mayor pecado humano, ya que de ahí se originan innumerables males y tragedias.”

La codicia sigue imperando en las acciones de políticos y empresarios, buscando el gane inmediato sin importar las consecuencias, ya no en un futuro lejano, sino en cuestión de unos años o aún meses.

En 1989, durante la filmación del documental “Desastre en Valdez”,  Jean-Michel Cousteau entrevistó ante las cámaras de nuestros filmadores, a altos ejecutivos de la  petrolera Exxon,  los dueños del buque-tanque que ocasionó en 1986 el –hasta ese momento- el mayor derrame petrolero de la historia.  En esa entrevista, y ante los argumentos de que “todo estaría bien, todo sería limpiado y no quedaría rastros del petróleo”, Jean-Michel presionó preguntando:  “¿Qué medidas drásticas van a tomar para evitar que esto se repita con los buque-tanques o las plataformas marinas? .”  La respuesta inmediata, cortante y con enojo de los ejecutivos fue: “NO habrá jamás algo parecido señor Cousteau, pierda usted cuidado.”   Creo que es obvio recordar la serie de derrames por accidente o falla humana a partir de esa fecha, incluyendo en México quien tiene muy poca experiencia en perforaciones en aguas profundas, una técnica que continua siendo de gran riesgo .  La tragedia en Valdez  ocasionó un verdadero desastre para la que fuera una prístina región en Alaska.  Más de 11 millones de galones de crudo fueron arrojados al mar por el accidente del buque-tanque Exxon.  Los daños aún pueden ser encontrados en 2017.  El petróleo yace en muchas partes de las playas, bajo la arena o debajo de rocas que al ser removidas muestran los depósitos del crudo después de 31 años del accidente.

A menos que se demuestre lo contrario,  el gobierno mexicano no tiene implantadas estrictas medidas de seguridad, y ya sabemos lo fácil que es decir “NO van a ocurrir accidentes”.

En 2010, nuestros equipos de filmadores acompañaron a Jean-Michel y un grupo de expertos buzos de Ocean Futures Society para documentar la enorme tragedia de la plataforma Deepwater Horizon propiedad de la petrolera British Petroleum (BP).  El mayor interés que teníamos era comprobar que la enorme cantidad del crudo expulsado desde las aguas profundas, aunque parecía haberse dispersado, en realidad permanecía en las profundidades del Golfo de México.   Se tuvo que pasar una serie de requisitos legales para que el grupo Cousteau filmara en las inmediaciones. Algunos eran realmente ridículos: “certificar que eran buzos capacitados”.   Cuando por fin, nuestros compañeros se sumergieron en las pastosas aguas color café, el espectáculo que vieron era dantesco. El efecto de más de 160 mil litros de petróleo derramados diariamente era evidente.  La destrucción ecológica de la vida marina, incluyendo aves como pelícanos y gaviotas, así como tortugas, delfines, e innumerable seres que viven en el mar.   Pero eso no era todo, los técnicos de BP habían derramado cientos de miles de litros de dispersantes químicos con la idea de acelerar la desaparición del petróleo.  Varios de nuestros buzos resultaron con quemaduras al contacto con estos peligrosos dispersantes, al igual que peces, tortugas, mamíferos y aves marinas.

¿Cuál es el peligro que corre la enorme biodiversidad física y biológica del Parque Nacional Arrecife Alacranes, -supuestamente protegido por el tratado intergubernamental Ramsar,  ante este nuevo embate al medio ambiente, motivado más que nada por la codicia y el afán de enriquecimiento de políticos y empresas transnacionales?  Nadie puede calcular los efectos de un Deepwater Horizon II.  El peligro no radica solo ahí, sino en toda la costa yucateca. 

¿Seguiremos con las cuentas alegres de “no pasa nada” atacando a la Madre Tierra sin darle reposo ni un solo instante?.

 

*Rubén D. Arvizu es Director General para América Latina y Productor y Director Fílmico de la organización de Jean-Miche Cousteau, Ocean Futures Socety.

Europa rechaza acusaciones de Netanyahu contra Irán de supuesto plan secreto de armas nucleares: sube el petróleo

Estados Unidos e Israel preparan otra guerra. Ahora contra Irán, tras los recientes ataques contra bases militares en territorio sirio en las que habrían muerto decenas de combatientes de origen iraní
Leer Noticia

Gobierno centro izquierdista de Nueva Zelanda prohíbe la exploración de petróleo y gas en aguas profundas

La decisión no afecta a 22 licencias activas en alta mar y la última debería terminar en 2030
Leer Noticia

Habrá un presidente del sureste paisano que diga no al petróleo en la Península de Yucatán, dijo Obrador a empresarios

No conocí a Chávez, no conozco Venezuela, no conozco a Maduro, no tengo nada qué ver con ese régimes, dijo el candidato de Morena a empresarios que lo cuestionaron directamente
Leer Noticia

El Meme del Día ... Vamos a Alacranes en helicóptero

Leer Noticia