La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Comunicación

FEADLE debe investigar posible implicación de autoridades en el asesinato del fotoperiodista Edgar Esqueda

202

VISITAS
Los perpetradores portaban uniformes de la Policía Ministerial y no informaron de la razón de su acción ni presentaron documento alguno que justificara su actuar

Redacción / Article 19.- El fotorreportero de nota policiaca Edgar Daniel Esqueda Castro, colaborador de los medios Vox Populi y Metrópoli San Luis, fue asesinado después de haber sido privado ilegalmente de la libertad en San Luis Potosí, San Luis Potosí.

Ayer, 5 de octubre, aproximadamente a las 8:30 horas sujetos armados entraron al domicilio del periodista, en la colonia Julián Carrillo, sometieron a un familiar y lo sustrajeron con violencia de la recámara donde dormía con su esposa. Los perpetradores portaban uniformes de la Policía Ministerial y no informaron de la razón de su acción ni presentaron documento alguno que justificara su actuar.

Frente a familiares le dijeron: “Párate ya, Edgar. Ya nos vamos.” Esqueda les preguntó quiénes eran. “Somos policías ministeriales”, respondieron. Después de ser sustraído, los sujetos regresaron al domicilio por el teléfono celular del periodista.

Esta mañana el cuerpo de Esqueda fue encontrado, con signos de tortura, por personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado de San Luis Potosí (PGJE SLP) en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional Ponciano Arriaga de la capital del estado.

Sin una investigación diligente, técnica ni exhaustiva, las autoridades de la PGJE SLP deslindaron la participación de fuerzas estatales en las agresiones. Por medio de Twitter, esta dependencia aseguró que la Policía Ministerial del Estado (PME) no realizó “ninguna acción policial en contra de un reportero de la capital.”

A pesar de los indicios de participación de agentes estatales en la desaparición del periodista, no existe evidencia de la activación efectiva de los protocolos necesarios de búsqueda y localización durante las primeras horas para dar con su paradero y salvaguardar su integridad física.

Una actuación efectiva y oportuna de las autoridades, tanto locales como federales, pudo prevenir su asesinato y, con ello, evitar la privación del derecho de la sociedad a la información sobre temas de seguridad pública en la entidad de San Luis Potosí.

Fuentes que se mantienen anónimas relataron a ARTICLE 19 que Esqueda tuvo incidentes de seguridad en meses previos. En julio, policías ministeriales agredieron al periodista cuando cubría un tiroteo: le retuvieron su cámara y su credencial de elector para registrar sus datos. Incluso, uno de los agentes le dijo en tono amenazante “que le bajara (sic)”.

De acuerdo con sus colegas, Esqueda causó era incómodo para algunos elementos de la Policía Ministerial por su trabajo. Diversas fuentes reportaron a ARTICLE 19 que por estas agresiones, el periodista interpuso quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH SLP) y el Comité Estatal de Protección a Periodistas.

No es la primera vez que la violencia se utiliza para censurar a periodistas que cubren cuestiones de interés público en San Luis Potosí. En 2016, ARTICLE 19 documentó acoso y hostigamiento contra el periodista Jaime Nava, de La Jornada de San Luis, por investigar actos de corrupción.

La desaparición forzada, la tortura y el asesinato de Edgar Daniel Esqueda Castro se agravan por el conocimiento particular y previo de las agresiones previas en su contra por parte de autoridades de varios niveles del Estado Mexicano. El conocimiento de precedentes de riesgo y agresiones en este caso se suma a los ominosos casos de los periodistas asesinados este año, Cecilio Pineda, en Guerrero, y Cándido Ríos, en Veracruz, en los que diversos órganos de gobierno tuvieron conocimiento de incidentes de seguridad previos y por acción u omisión violaron derechos de garantía a la debida protección y al ejercicio de la libertad de expresión. En un segundo plano, las agresiones contra Esqueda exhiben de nueva cuenta las limitaciones y fallas de la política de protección a periodistas en México, así como la falta de garantías de no repetición debido a la impunidad imperante que permite la escalada de agresiones contra periodistas culminen en su asesinato.

Asesinan al periodista y concesionario de radio, Juan Carlos Huerta en Villahermosa

Murió de varios impactos de bala en el cuerpo cuando conducía su vehículo acompañado por una mujer que sobrevivió
Leer Noticia

PGR detuvo a una ministerio público y a un juez que ordenaron arresto del periodista Pedro Canché en Quintana Roo

Ambos actuaron bajo las órdenes del ex gobernador Roberto Borge Angulo. Se trata de Tila Patricia Galera León y de Javier Ruiz Ortega
Leer Noticia

Incita a la violencia contra AMLO el periodista Ricardo Alemán

En redes sociales se volvió tendencia la condena de Alemán, columnista de Milenio. Pero él no se amilana y en Twitter aumenta la dosis
Leer Noticia

Golpean y roban dinero y documentos al periodista Jesús Erosa Chichinal en colonia de Mérida

El periodista yucateco, Jesús Manuel Erosa Chichinal, denunció en su perfil de Facebook un violento robo del que fue víctima en el Fraccionamiento Fidel Velázquez de Mérida; pide ayuda

Leer Noticia