La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Estado

En Yucatán necesitamos que exista racionalización y disminución del gasto dice Morena

300

VISITAS
El costo del canje de placas vehiculares por este año se proyecta por más de 52 millones de pesos, dijo la diputada de Morena

Redacción / Posicionamiento de la diputada Jazmín Villanueva de Morena.- Antes de comenzar quiero manifestar mi reconocimiento a la presidencia y a los integrantes de la Comisión de Presupuesto, Patrimonio Estatal y Municipal por haber aceptado mi propuesta realizada mediante oficio de fecha 12 de diciembre de 2017, en la cual propuse que se eliminará de los dictámenes las solicitudes de deuda pública que se contenían en la Ley de Ingresos del municipio de Mérida y de la Ley de Ingresos del Estado de Yucatán, por los montos de más de 322 millones de pesos y de 480 millones de pesos respectivamente, lo cual hubiera afectado de manera negativa a las y los yucatecos.

En este mismo acto fijaré mi postura en contra sobre la Ley de Ingresos del Estado de Yucatán, ya que a pesar de que fue excluida la deuda que se pretendía, está en sí misma representa el último eslabón de una administración que se ha caracterizado por la falta de transparencia en la recaudación de los impuestos, existe la continuidad de los incrementos a impuestos como por ejemplo el alto costo del canje de placas vehiculares el cual, tan sólo por este año se proyecta por más de 52 millones de pesos, o el aumento de los ingresos del registro civil en lugar de reducirse, así como el impuesto contenido en el punto 1.9.1 marcado como impuesto sobre tenencia de vehículos por más de 28 millones de pesos, el cual según fuertes desplegados en medios de comunicación se había anunciado su cancelación, es por eso y otros tantos más, queda plenamente justificada mi postura.

Ahora bien, es turno de discutir el presupuesto de egresos del estado de Yucatán para el ejercicio fiscal 2018, y es importante fijar mi postura frente a la crisis que atraviesa el país y que cada día va en aumento. En MORENA consideramos que para hacer frente a tal crisis es necesario que el Estado aplique medidas serias de austeridad, racionalidad del gasto público, sobre todo la reducción o eliminación de gastos innecesarios, del mismo modo que es necesaria la erradicación de una vez por todas de la corrupción e impunidad que impera nuestra entidad.

En Yucatán necesitamos que exista racionalización y disminución del gasto para rubros no prioritarios, que son aquellos que no impactan de manera positiva al pueblo, y esa es una preocupación constante de la sociedad, la distribución de los recursos públicos debe tener como principal eje rector la designación equitativa del recurso, partiendo de aquellos que son más importantes y que permiten que la sociedad pueda desarrollarse con estricto apego a los derechos humanos y de ahí continuar hacia una asignación equilibrada de mayor a menor prioridad. Lo anterior previniendo los recortes que año con año se anuncian a nivel federal, procurando el menor impacto negativo en la sociedad y haciendo lo más eficiente posible el recurso público.

Lamentablemente para el ejercicio fiscal 2018 se prevén disminuciones a sectores relevantes, incrementos apenas perceptibles en áreas que son prioritarias mientras que otras que no son vitales muestran importantes aumentos.

Un ejemplo es la reducción del más del 3.7 por ciento a la UADY, lo que equivale a poco más de 97 millones de pesos; así como las reducciones a la Secretaría de la Juventud del 13.74 por ciento; o el decremento del 8.96 por ciento a la Secretaría de la Cultura y las Artes; del mismo modo existe una disminución del 3.51 por ciento del presupuesto a la Secretaría de Investigación, Innovación y Educación Superior; otra importante reducción la sufre el Instituto de Vivienda del Estado de Yucatán del 19.67 por ciento equivalente a poco más de 87 millones de pesos; entre otros sectores igual prioritarios para la sociedad.

Mientras que estos sectores prioritarios sufren recortes, otros igual de importantes apenas se mantienen sin modificaciones y diversos apenas prevén un leve incremento, como lo es el caso del presupuesto que se le asigna al Hospital Comunitario de Ticul, el cual concede un incremento de un peso, lo que equivale a un 0.00 por ciento; o como el leve incremento del 3.60 por ciento equivalente a un aumento de apenas de 1 millón 203 mil 200 pesos para el Hospital de Peto; ni qué decir del mínimo incremento a la Secretaría de Desarrollo Social del 3.14 por ciento.

Ahora bien, es deber señalar que los incrementos importantes que se dan en el presente proyecto de presupuesto de egresos, no necesariamente son asignados a rubros prioritarios, sino todo lo contrario. Como ejemplo tenemos el aumento aproximado del 29 por ciento en la partida 3600 relativo a los servicios de comunicación social y publicidad quedando en 341millones, 471 mil, 142 pesos, de los cuales más de 165 millones de pesos se destinan a la Dirección de Comunicación Social con la firme intención de influir en las conciencias de las y los yucatecos y favorecer al ejecutivo estatal y reprimir y denostar a quienes estamos en desacuerdo con sus prácticas. También tenemos el aumento de más de veinte millones para los servicios de arrendamiento quedando en más de $305 millones de pesos, de los cuales más de 177 millones son usados en equipo de transporte, entre otros tantos más.

De lo anterior podemos indicar que varios decrementos en sectores sociales obedecen a recortes federales, pero eso no implica ni justifica que el ejecutivo no esté obligado a solventar esas descompensaciones presupuestarias, ya que de conformidad con la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y de los Municipios, los presupuestos de egresos deberán ser congruentes con los Criterios Generales de Política Económica y las estimaciones de las participaciones y Transferencias federales etiquetadas, priorizando los rubros sociales sobre las demás partidas, lo que nos deja en la encrucijada, ¿será más importante para el

gobierno en turno incrementar el presupuesto para comunicación social y publicidad que incrementar el presupuesto para hospitales comunitarios?.

Con el proyecto que se discute se deja claro el mensaje para las y los yucatecos, la prioridad de la presente administración es mantener una imagen pulida a costa del erario público, sin importar los bajos niveles reales de educación, salud, empleo etc, ya que a final de cuentas siempre podrá utilizar dinero público para realzar su imagen y maquillar cifras.

Ahora bien, es factible hacer reducciones a los exorbitantes gastos en unos rubros como lo son materiales y suministros, en los cuales se comprenden las partidas de Alimentos y Utensilios por más de 135 millones de pesos; al capítulo 2600 relativo a combustibles, lubricantes y aditivos por una cantidad superior a los 277 millones de pesos; o reducir los más de 114 millones de pesos por refacciones y herramientas, también se pueden recortar recursos del capítulo 3000 concerniente a Servicios Generales que tiene asignada una cantidad superior a los 2,500 millones de pesos; ahorro que perfectamente podrían cubrir las necesidades de otros rubros, e incluso con recortes a esos sectores no prioritarios se podría evitar seguir endeudando más a las y los yucatecos.

Lastimosamente con el presente dictamen nos damos cuenta que la prioridad de la actual administración no es el pueblo yucateco, sino los interés particulares o de grupo, y es por todo lo anterior que mi voto para el presente dictamen será en contra, ya que para MORENA la distribución justa y equitativa de los recursos públicos es fundamental para lograr el equilibrio y bienestar de todas y todos los yucatecos. Es cuanto.

Situr, pelea a puñetazos y patadas de choferes, camiones sin placas y chocados

Leer Noticia

Ramírez Marín apoya la capacitación de 18 mil mujeres en Yucatán, dicen

Esfuerzo sin precedente para mejorar los ingresos en los hogares yucatecos
Leer Noticia

Tres militares y dos policías murieron en Guerrero en operativo tras asesinato de candidato priista

Además, habría otros  tres militares desaparecidos durante susodicho operativo realizado con vehículos particulares sin placas
Leer Noticia

Fallecen en choque tras estallar neumático en la carretera Valladolid-Cancún

Los trabajadores viajaban en la camioneta Nissan Estaquitas placas YR-9796-A, de la empresa Obras Civiles y Eléctricas, manejada por José Salvador Cauich Pech, 
Leer Noticia