La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Municipios

El Chabelo porteño por Luis Antonio Boffil Gómez

192

VISITAS
Por si no lo sabían, Isabel Cortés Góngora tiene en una de las peores crisis a Progreso, no sólo por la falta de billetes a invertir, sino por la falta de los mínimos servicios básicos
Hay casos singulares en la política yucateca como, por supuesto, en otros sitios del país, pero no siempre con el mismo cinismo y desparpajo. En síntesis: valemadrismo.
En esta ocasión, el alcalde de Puerto Progreso, José Isabel Cortés Góngora, “Chabelo” para mejores señas, el llamado “amigo de todos los porteños”, se lleva las palmas completamente y está a poco de concretar su siguiente ambición que sería contender nuevamente para su eventual reelección o, bien, trata de conseguir un escaño en el próximo Congreso estatal. Ah, caray.
Todos podrían decir que el tal “Chabelo” se merecería eso y más, en caso de haber trabajado, al menos, decorosamente en su gestión municipal a la que llegó amparado por los partidos Nueva Alianza (Panal) y de la Revolución Democrática (PRD), una vez que, por no haber sido ungido como abanderado a la alcaldía en 2012, dijo “fuchi” a su añeja tradición priísta.
Y, señoras y señores, obtuvo un amplio triunfo al derrotar a Jessica Saidén, del PRI, y nada menos que hija del secretario de Seguridad Pública, Luis Felipe Saidén Ojeda. En términos generales, una chava dura de roer, pero que fracasó en su objetivo político.
“Chabelo” llegó en los mejores términos como mandamás del segundo municipio en importancia económica después de Mérida y, lo que empezó como una gran promesa, quedó al final en el vil desengaño y desamparo. Desengaño porque más rápido que tarde descubrió sus verdaderas intenciones de jalar todo para él mismo y nada para la comunidad y sus habitantes; desamparo en el sentido de que nadie ha quedado a salvo de su presunta rapiña, sólo los perritos malixes y otros bichos carroñeros que se dan festines con los grandes cúmulos de basura, ubicados en cada esquina de la cabecera municipal y sus comisarías.
Por si no lo sabían, Isabel Cortés Góngora tiene en una de las peores crisis a Progreso, no sólo por la falta de billetes a invertir, sino por la falta de los mínimos servicios básicos, principalmente la escasez de agua potable. Y muchos se preguntarán qué pex. Sencillo: al adeudar alrededor de 500 mil varos a la Comisión Federal de Electricidad, la paraestatal de “calidad mundial” le cortó el servicio de energía y, por lo tanto, los añejos cárcamos no pueden surtir el vital líquido a miles de progreseños. 
PRIMERA CAIDA.- Sin embargo, “Chabelo” ya amenazó a Nueva Alianza con pretender reelegirse y como Nueva Alianza no tiene mejor candidato, no quiere quedarse sin representación. A pesar de que el edil les patea el trasero.
SEGUNDA CAIDA.- Si hay negociación, entonces Pepe Cortés aceptaría dejar el encargo siempre que Nueva Alianza lo promueva como candidato a diputado local. Y Nueva Alianza no tiene más ni mejores ofertas por esa zona electoral.
TERCERA CAIDA.- ¿Notan el valemadrismo del “Chabelo” yucateco? Sin trabajar, tiene a Nueva Alianza casi en sus manos y con la posibilidad de hacer su santa voluntad. Total, de la basura se encargan los perros, y con la falta de agua, ni los Tsunamis se atreven a golpear el puerto.

Buque de Investigación Pesquera y Oceanográfica zarpa de Progreso

Leer Noticia

En manos de Gobernación caso de diácono nombrado funcionario por el alcalde Zacarías de Progreso

Leer Noticia

Invitan a la limpieza de playas en Yucatán este 15 de septiembre: la cita es en Progreso

Se recomienda llevar bloqueador solar, pantalones y manga larga para protegerse del calor
Leer Noticia

Vídeo Ciénega de Progreso, grave deterioro social y ambiental e invasiones

Rolando Zapata Bello deja en herencia el deterioro ya irreversible de la ciénega así como las autoridades federales del Gobierno de Enrique Peña Nieto
Leer Noticia