La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
República de las Bananas

Vamos por más o sigamos igual, nos dicen por Eduardo Lliteras Sentíes

385

VISITAS
Sin embargo, la contratación del autor de la frase “Andrés Manuel López Obrador, un peligro para México”, haría pensar que la sociedad yucateca no está tan convencida

Como si fuera una estrella de rock o de cine, así reciben las mujeres en los municipios a Mauricio Vila, el ex alcalde meridano que se ha estrenado en calidad de pre candidato a la gubernatura recorriendo las sedes partidistas a la búsqueda del voto y el apoyo de las huestes panistas en la última semana. Vila invita a no conformarse con lo que hasta ahora ha ofrecido el PRI, “Yucatán merece más, dice. Y el gobierno de Rolando Zapata Bello, con su lema, “sigamos avanzando por el mismo rumbo”, invita a ponerle un diez al jefe del Ejecutivo, con el supuesto de que es inmejorable la chamba del gobernador y de su gobierno. Pide que los yucatecos le den no sólo su aprobación, sino que lo despidan con sonoros aplausos de pie: Gracias por dejarnos vivir en Jauja, en la Suiza tropical –oficialmente llamada “Proyecto Yucatán”-, la tierra prometida del Mayab.

Sin embargo, la contratación del autor de la frase “Andrés Manuel López Obrador, un peligro para México”, haría pensar que la sociedad yucateca no está tan convencida de que debemos seguir por el mismo rumbo. De que, efectivamente, no hay nada mejor.

La aparición en la escena de Antonio Solá en Yucatán así como del venezolano J.J.Rendón a nivel federal, harían pensar que los argumentos para defender a quienes han gobernado hasta ahora, no son tan convincentes, o que de plano se están desmoronando, entre la devaluación del más del 60 por ciento que padecemos con EPN, la pérdida de poder adquisitivo, la inflación récord, el constante aumento de todo, empezando por los combustibles y el gas, que son empobrecimiento neto, diga lo que diga el Coneval.

O al menos, no convencen a esa supuesta mayoría que debería verse representada en los promocionales en internet, del “Quinto Informe” de Rolando Zapata Bello, en ese mundo idílico, maquillado, edulcorado, de la isla Yucatán, ni siquiera parangonable a la isla de Pali, de Aldous Huxley.

Entonces pareciera que el edén no es tan perfecto, muestra muchas grietas, por lo que mejor es echar mano de los epítetos manipuladores, de las bardas pintadas en Venezuela o del ácido en las calles, para intentar ganar una elección.

Es decir, deben de tener cuidado, ya que el tiro podría salirles por la culata, a los carísimos estrategas de la guerra sucia, a Solá y al mismo Rendón.

Por lo pronto Mauricio Vila le apuesta a construir, sin destruir. Pero eso sí, pide ir por más, señalando, por ejemplo, que el sistema de salud tiene demasiadas carencias, falta de medicinas, de doctores, mala atención, hospitales sin terminar (el de Ticul) o acabados a última hora, como el de Tekax, “donde anunciaron con bombo y platillo que lo habían terminado, pero está convertido en un simple consultorio, donde para costurarte no tienen ni siquiera lo necesario y te deben mandar a Mérida”.

El ex alcalde dice también que en el campo yucateco hay problemas. Que los apoyos sólo se los quieren dar a los “campesinos ricos”, según le dicen o que llegan con retardo, ya cuando se perdieron las cosechas. Igual pasa con los apoyos en la costa, donde se apoya a los amigos del alcalde, a los recomendados de siempre.

Ese es el Yucatán con el que no nos podemos conformar, dice Vila.

También apunta el dedo a la educación: ¿cuántos jóvenes quieren seguir estudiando pero por falta de apoyo no pueden hacerlo? Y propone implementar algunos de sus programas municipales a nivel estatal, como las becas de estudio o de transporte.

¿Será suficiente para Mauricio Sahuí quedarse con el conformismo y la autocelebración del gobernador Rolando Zapata Bello y su eslogan de que todo está bien y de que sigamos igual?

O debería buscar también pintar su raya y proponer cambiar, modificar, el “Proyecto Yucatán”, allí ¿donde sea necesario?

En lugar de eso, algunos dicen que hay que echar mano de Solá. Quizá el genio que lo trajo es el mismo que ideó el ácido en las calles repavimentadas de Mérida.

Por lo pronto, el panorama incierto de la candidatura del PRI para Mérida y decenas de alcaldías de Yucatán ha generado que algunos de los despechados recurran al recurso de gritar “ahí viene el lobo”, “nos vamos a Morena”, para ver si así les dan el hueso deseado. Es el caso de Liborio Vidal, de Panchito Torres y de Carlos Berlín Montero.

En Morena, nos dicen, podrían recibirlos, pero eso sí, nadie les ofrecería las candidaturas a la carta, para que convirtieran a ese partido, en un segundo o tercer PRI en el estado, a su servicio.

 

Nuevo Gobierno debe recapacitar sobre necesaria autonomía e independencia del Fiscal General: senador Fernando Herrera Ávila

Leer Noticia

Diálogo y trabajo, mi principal objetivo en esta transición: Vila Dosal

Leer Noticia

Respeto y lealtad perenne a EPN dice el gobernador aunque reconoce que el saldo de esta elección es el cambio: felicitó a Vila, dice

Esta vez la alternancia es cuanto al proyecto de nación, el modelo de país, el modelo económico, social y político, dijo Rolando Zapata: En Yucatán también el cambio ha tocado a la puerta
Leer Noticia

Listo el Congreso local: será el principal frente del PRI contra Vila

Leer Noticia