La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
República de las Bananas

Turismo masivo y desarrollos turísticos no sostenibles en Quintana Roo advierten en informe a Ramsar por Eduardo Lliteras Sentíes

174

VISITAS
Proyectos inmobiliarios turísticos están degradando y contaminando los ecosistemas al no haber sido sometidos a una evaluación de impacto ambiental seria y rigurosa

Tras la publicación de la investigación conjunta de Greenpeace y la UNAM sobre la situación de riesgo en la que se encuentran los arrecifes de la Península de Yucatán, organizaciones de la sociedad civil de Quintana Roo solicitaron a la Secretaría de la Convención Ramsar (tratado intergubernamental internacional) una visita al Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos, área natural protegida y Humedal de Importancia Internacional por encontrarse “amenazado seriamente por actividades turísticas masivas y no sostenibles”. A Ramsar se le pide que evalúe los riesgos que el sitio enfrenta a causa del turismo masivo no sostenible debido a proyectos inmobiliarios turísticos que están degradando y contaminando los ecosistemas al no haber sido sometidos a una evaluación de impacto ambiental seria y rigurosa. Estamos, advierten las asociaciones civiles, “ante un desarrollo turístico no sostenible que ha impactado principalmente al estado de Quintana Roo”, hasta ahora.

 

Como se recordará, según Greenpeace y la UNAM cinco arrecifes de la Península de Yucatán se encuentran en estado crítico o mal de salud, por lo que urge protegerlos, debido a la explotación de la gran industria pesquera o turística y al crecimiento urbano costero desbordado en los tres estados peninsulares.

 

Pues bien, la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), apoyados por las organizaciones civiles Voces

 

Unidas de Puerto Morelos - Movimiento Ciudadano, Casa de la Cultura de Puerto Morelos A.C., Flora,

 

Fauna y Cultura de México A.C., y Centro de Innovación e Investigación para el Desarrollo Sustentable

 

A.C., solicitaron a la Secretaría de la Convención Ramsar, que tome medidas inmediatas por las amenazas al Sitio Ramsar número 13431, es decir, al Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos (PNAPM) ubicado en Quintana Roo.

 

e evalúen los riesgos que el sitio enfrenta a causa del turismo masivo no sostenible.

 

“Existen en el lugar proyectos inmobiliarios turísticos que, al no haber sido sometidos a una evaluación de impacto ambiental seria y rigurosa, han transformado el territorio costero, degradando y contaminando ecosistemas, en especial arrecifes de coral y manglares”, explicó Sandra Moguel, Directora Regional de la oficina Sureste del CEMDA.

 

La franja entre el mar y tierra firme está siendo degradada al generarse proyectos de infraestructura turística sin las debidas autorizaciones de impacto ambiental, ni la aplicación, advierten las organizaciones civiles y puntualizan: En resumen

 

el desarrollo urbano y turístico que está ocurriendo en la zona colindante con el PNAPM incumple con la legislación ambiental y resulta en la destrucción de los humedales costeros.

 

Insisten en el reporte enviado a Ramsar que “el uso inadecuado de la tierra y la destrucción de la cobertura vegetal, así como el manejo inadecuado de aguas residuales y desechos sólidos, que pueden contaminar el agua superficial y subterránea, aunado a las deficiencias en la implementación de las evaluaciones de impacto ambiental, ponen en alto riesgo la salud de los humedales costeros, ya que se incumple con su uso racional y podría

 

provocar la pérdida de atributos12, funciones y valores del arrecife de Puerto Morelos”.

 

Afirman que “los impactos ponen en riesgo a especies en diversas categorías de peligro que interactúan en la franja marino terrestre como son las que habitan el manglar, la duna costera, el pastizal marino, aves migratorias, tortugas marinas, el manatí del caribe, peces y otras del arrecife coralino”.

 

Respecto a las especies locales señalan que en el “Sistema de Humedales de Puerto Morelos, declarado Sitio Ramsar, existe una gran asociación entre las especies de flora y fauna. En la laguna arrecifal existen varias especies de Fauna en peligro de

 

extinción, incluyendo a la Tortuga Caguama (Caretta caretta), la Tortuga Blanca o Verde (Chelonia mydas), Tortuga Caguama (Caretta Caretta), y Tortuga Carey (Eretmochelys imbricata)”.

 

Asimismo, afirman que entre las especies amenazadas se ha reportado al manatí del Caribe (Trichechus manatus), y entre

 

aquellas con protección especial a los corales Cuerno de Alce (Acropora palmata) y Cuerno de Ciervo (Acropora cervicornis), al Abanico de mar (Plexaurella dicótoma), al Varal o coral cilíndrico (Plexaura homomalla), al Caballito de Mar (Hippocampus erectus), al Caballito de hocico largo (Hippocampus reidi) y al Caballito enano (Hppocampus zosterae)”.

 

Respecto a las especies de flora, dicen que se encontraron amenazadas a las especies de mangle negro (Avicenia germinans), mangle rojo (Rhizophora mangle), mangle blanco (Laguncularia racemosa), y mangle Botoncillo (Conocarpus erectus), a las Palmas “KuKa” (Pseudophoenix sargentii), “Nakax” (Coccothrinax readii), y Chi’it (Thrinax radiata).

 

Además, el humedal es de importancia para la alimentación, protección y crianza de cerca de 191 larva/peces de importancia comercial local e internacional”.

 

Recuerda el informe presentado a Ramsar que después del turismo, la principal actividad económica en el Municipio de Puerto Morelos es la pesca, siendo los principales recursos la langosta espinosa (Panulirus argus) y varias especies de peces como meros (Epinephelinae), pargo (Lutjanus analis), boquinete (Lachnolaimus maximus) y mojarra (Gerres cinereus). La riqueza natural del PNAPM está asociada a una inmensidad de especies, situación que agrava cualquier tipo de intervención humana no sustentable.

 

Los bienes y servicios ambientales proporcionados por el ecosistema de humedales costeros en el PNAPM incluye la protección frente a fenómenos naturales, como huracanes y tormentas tropicales, la reducción de la erosión de playas, la captación y purificación de agua con flujos subterráneos, la función como corredor biológico de aves y especies marinas, los servicios de provisión como alimentos pesqueros, biomasa y biodiversidad; demás de los servicios culturales, como belleza escénica, atractivo turístico, recreación, buceo, esnorkel, pesca deportiva, navegación, educación e investigación”.

 

Advierten que la problemática del cambio de uso de suelo no puede entenderse en la Cuenca de la Península de Yucatán

 

sin considerar uno de los principales detonantes que es el desarrollo turístico no sostenible que ha impactado principalmente al estado de Quintana Roo, donde se ubica el Sitio Ramsar PNAPM. El turismo intensivo se ha caracterizado como una de las principales amenazas al ambiente debido a las prácticas de degradación de los humedales costeros y bosques adyacentes a las costas principalmente.

 

Por último, aseveran que “la clasificación del cambio de uso de suelo atiende a modificaciones que van desde drásticas hasta medianas. Se identifica que los principales cambios de uso de suelo para la Cuenca de la Península de Yucatán han sido generados por la mala planificación del desarrollo urbano. La construcción de hoteles, casas, calles y carreteras sin ordenamiento territorial apropiado restringen el flujo de agua a los ecosistemas de humedales costeros”.

Barbarie en San Felipe: autoridades municipales talan manglares para abrir calles

Leer Noticia

Turismo masivo y desarrollos turísticos no sostenibles en Quintana Roo advierten en informe a Ramsar por Eduardo Lliteras Sentíes

Proyectos inmobiliarios turísticos están degradando y contaminando los ecosistemas al no haber sido sometidos a una evaluación de impacto ambiental seria y rigurosa
Leer Noticia

Mandan alerta internacional por riesgos graves al arrecife de Puerto Morelos

Proyectos inmobiliarios en Quintana Roo han transformado el territorio costero, degradando y contaminando ecosistemas, señalan. Proyectos como el del Hotel Azul Sensatori, en la foto, han devastado manglares
Leer Noticia

Hay que parar la extracción de arena en la isla de Célebes: destruyen manglares y costas

La isla de Célebes tiene 6.000 kilómetros de costas con playas de arena (© Christine Denck)
Leer Noticia