La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
República de las Bananas

Rogerio, Huacho y Alpha por Eduardo Lliteras Sentíes

432

VISITAS
Queda claro que Patricio algo (o mucho) sabía de las negociaciones de Huacho con Morena, a través de intermediarios y esos caciques locales que bloquearon a Alpha, mucho antes de que se hicieran públicas.

Joaquín Díaz Mena, alias Huacho, se propone como el nuevo campeón “anti corrupción” de Yucatán, aunque hasta ahora no ha pasado de la declaratoria de buenos principios descubierta, eso sí, al calor de su cambio de partido. Es decir, de un día para otro porque hasta ahora, a Huacho, yo al menos, no le conocía ninguna pasión en particular por el tema. En los últimos años no le conocí alguna iniciativa en dicha materia en el Congreso de San Lázaro mientras alzaba la mano a favor de esas reformas que Morena dice rechazar. Pero ya se sabe que electoralmente se considera al tema redituable, aunque tus aliados en la contienda sean ejemplo de eso que dices que combatirás ferozmente (como dijo en su día Rolando Zapata). Trepadores que de “independientes”, rechazados por falsificación de firmas, pasaron a “convencidos” morenistas. En el despropósito, no falta quienes arman teorías de la conspiración neoliberal contra el ahora supuesto candidato “antisistema”, con un operador electoral priista a su servicio.

 

En esta coyuntura vale la pena recordar que “Huacho” Díaz fue cercano colaborador de Patricio Patrón, antes de que éste último fuera investido gobernador de Yucatán, como ya se ha dicho. Patricio lo arropó, justo cuando andaba peleando con los dirigentes de Casa del Pueblo.

 

De allí que no sorprendiera que Patricio –quien fue visto hace poco sentado muy sonriente en una cafetería con el candidato panista, Mauricio Vila Dosal y el ex senador Hugo Laviada- estuviera muy enterado de los movimientos de Huacho. Mucho antes de que se hiciera pública su fuga del panismo.

 

Curiosamente, el mismo Patricio Patrón había dicho que Rogerio Castro Vázquez era un “candidato desechable”. Afirmación que ahora cobra sentido, después del salto de Huacho, el indignado con la dirigencia panista.

 

Rogerio bajado de la silla a través de una supuesta encuesta, -según nos dijeron- respondió al ex gobernador panista: “Patricio está equivocado, vive en los tiempos en que se controlaban los partidos desde el gobierno o desde los partidos más importantes”. ¡Plop!

 

Asimismo, el ex gobernador de Yucatán y ex titular de la Profepa durante el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, Patricio Patrón Laviada, dijo también que le “extrañaba lo que sucedió en Morena”, ya que Alpha Tavera Escalante era la candidata natural. Eso dijo. Y bueno, visto en perspectiva, no cabe duda de que Alpha era la merecedora de esa candidatura. Era la figura que habría encabezado con toda legitimidad y dignidad a Morena, dándole contenido al discurso. Pero Alpha siempre fue objeto de ataques de caciques locales que no la dejaron pasar.

 

Queda claro que Patricio algo (o mucho) sabía de las negociaciones de Huacho con Morena, a través de intermediarios y esos caciques locales que bloquearon a Alpha, mucho antes de que se hicieran públicas.

 

Y hace pensar que el abandono inopinado, sorpresivo de Alpha, de su candidatura a la gobernatura, más que tener que ver con el terrible “accidente” que sufrió durante la campaña de la que salió victoriosa desde la cama de un hospital, fue por su negativa a convertirse en candidata desechable. Pieza sacrificable en el tablero de ajedrez de los juegos de tronos.

 

De hecho, hemos sabido, de buena fuente, que el candidato de Morena por la alcaldía de Mérida, Fernando Xacur García, también estuvo bajo presión para dejar su candidatura. Su lugar lo querían tanto Sofía Castro como Santiago Alamilla. Pero al final, ni Celia Rivas se quedó la candidatura, ya que rechazó irse del PRI a pesar de que dijo que Víctor Caballero le jugó chueco en la lucha por la candidatura al Senado que fue para Verónica Camino Farjat.

 

Otra a la que bajaron de la nube, fue a Ana Lilia Pacheco Bojórquez. En su lugar quedó, como candidata al Senado, Mariana Cruz Pool, mientras se barajan a Antonio Peraza como candidato al cuarto distrito federal; a Miguel Candila Noh al tercero local, así como a la diputada Jazmín Villanueva para el primero federal.

 

No hay que olvidar, ni perder de vista, la aparición del ex Secretario de Acción Electoral del PRI en Yucatán, y actual Secretario Técnico del Consejo Político Estatal, Leandro Espinosa. Es decir, un completo desconocido, operador en las sombras, sembrado, enviado o fugado del Tricolor, curiosamente, en las filas de Huacho.

 

Mientras tanto, a Joaquín, alias Huacho, se le ha visto muy arropado por un grupo enviado desde la Ciudad de México, en los últimos días, de un medio de comunicación a otro. Marcha rodeado de un equipo en el que hay al menos 6 personas recientemente enviadas desde el centro del país para hacerle su campaña, con todo y vehículo. A los que se suman otros que ya estaban aquí. Sin olvidar una empresa de publicidad local.

 

Éste sí es un dato claro de que las cosas van en serio con Huacho. Ya que a Rogerio nunca se le vio un apoyo de Morena de esas dimensiones. Ya que era una pieza intercambiable, evidentemente. Como decía, Patricio.

Empate técnico en elección al Senado revela encuesta, dice Rogerio Castro

Leer Noticia

Llegó la hora de garantizar la salud en Yucatán: Vila Dosal

Leer Noticia

Según Rogerio Castro, Morena encabeza las preferencias electorales en Mérida

Leer Noticia

Con tu voto, vamos a ser el estado más transparente de México: Vila Dosal

Leer Noticia