La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Estado

Celia, en el teatro de los hechos por Fabrizio León Diez*

302

VISITAS
La simbiosis que va a lograr Morena en Yucatán es un pastel con biscocho panista, mermelada magisterial, betún tricolor y un pejelagarto al centro. 
*Director de La Jornada Maya.- “Me siento contrariada por la decisión de mi partido y por cómo procedieron en mi contra”, afirmó la diputada priísta Celia Rivas, muy molesta, porque no será candidata al senado, aspiración que había cantado a los cuatro vientos y que echó a lucir por las centenas del grupo Luciérnagas que ella dirige. Una importante fuerza femenina organizada desde Mérida. Eso simplemente le entró por un oído al gobernador y salió por el otro; el de Víctor Caballero.

Si la abogada y ex fiscal, amiga de pupitre con Rolando Zapata, líder en el Congreso y militante de 20 años, “tiene sentimientos encontrados” y agradece las “propuestas de otros partidos políticos”, ya nos podemos imaginar el ambientazo que traen dentro del gobierno y su partido, el cual se desmorona en todo el país y que en Yucatán lo tendrán que someter a la cámara hiperbárica que tienen arrumbada para no llegar a la sala de terapia intensiva, que igual tienen ya preparada, suponemos.

La única diferencia, y que marca el juego, es que la señora se atrevió a hacerlo público y enfrentó a “los actores políticos al interior”, es decir, sus colegas mencionados, más Sergio Vadillo y Roberto Rodríguez. 

Salva a Mauricio Sahuí, al que “apoyaré con determinación”. Es decir, que ella no debería ser comparada con lo que sí hizo Díaz Mena.

Horas después, se sabría que Pablo Gamboa irá a la posición 10 de las plurinominales al senado, después de un duro jaloneo de tres meses. Así las cosas.

El teatro de los hechos

Por su parte, Huacho logró unir lo que no había podido terminar de armar el gobernador Rolando Zapata en su partido. Su renuncia al PAN y el fortalecimiento de Morena con su candidatura, aglutinó a las tribus priístas y en largas sesiones de Cuartos de Guerra movieron operadores medianos que reforzarán a los cuadros que llevan los votos a las urnas, en favor del partido de Andrés Manuel López Obrador.

La simbiosis que va a lograr Morena en Yucatán es un pastel con biscocho panista, mermelada magisterial, betún tricolor y un pejelagarto al centro. 

El caso de Leandro Espinosa Romero, exsecretario técnico del Consejo Estatal del PRI, y de las elecciones estatales, es el ejemplo perfecto de este mestizaje electoral en favor de Morena, pues aunque se esté regando la especie de que el gobernador está muy encabritado por su huida, lo cierto es que éste fue designado directamente desde las oficinas que operan la campaña de Sahui.

“Si supieras cómo se opera acá, te infartas. Para no creer”, se lee en ese sistema de la aplicación Confidense, que no deja huella y no se puede realizar un pantallazo, hasta ahora. Pone a prueba la memoria inmediata. ¿Qué me dijo, leí bien?

Los hechos electorales transmitidos y las formas inmediatas de interpretar son intensos, más que la guerra sucia, la cual adquirió el estilo vulgar que tanta mella nos hace y que en la secrecía de la miseria no dudamos en compartir, con nuestra sonrisa imbécil y cómplice del daño ajeno, como si no supiéramos del nuestro.

Cena con negros en el arroz

El horno no está para bollos, y por eso la cocina de Mauricio Vila ha sido más que cauta. La suerte no se patea y por eso la coincidencia del viaje del candidato a Estados Unidos y su ausencia en el cambio de poderes del sindicato de empresarios (Coparmex), le favoreció. Ahí tuvieron que verse las caras y chocar las manos toda la clase política y empresarial de Yucatán y escuchar el fuerte discurso contra el gobierno priísta, las advertencias electorales y la cruzada contra la corrupción que Gustavo de Hoyos, Jose Antonio Loret de Mola y Gustavo Cisneros, abanderan.

El silencio y la observación del equipo de chefs que tiene Vila Dosal, a los ingredientes del pastel que describimos y la receta que tendrán que preparar para ganar el concurso, es parecida a la estrategia de AMLO; no caer en provocaciones y evitar la guerra sucia. 

Las encuestas propias y extrañas los favorecen, todavía, y las tienen que presumir con la premisa de que la percepción crea intención. En ellas se demuestra que el factor Huacho ha impactado contra el PRI, salvo que la campaña no empieza aún, los priístas nunca habían tenido tanta estructura en tierra, el fenómeno Ricardo Anaya puede ser un monstruo insoportable ya que Andrés Manuel atrae hasta a los meseros. 

fabrizio@lajornadamaya.mx

Huacho se sacó la lotería: por tres meses de campaña será coordinador del gobierno de AMLO en Yucatán

Leer Noticia

Vídeo Gracias a Sahuí, a Huacho y Zavala, dijo Mauricio Vila, tras recibir constancia de gobernador electo

Leer Noticia

Vídeo Huacho Díaz Mena aceptó su derrota

A Huacho Díaz no le alcanzó el amplio apoyo de López Obrador. Su campaña, orientada a golpear a un contricante (Mauricio Vila) de su anterior partido, resultó perdedora
Leer Noticia

Yucatán ya decidió: AMLO presidente y Huacho gobernador, dice Morena

Leer Noticia