La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
República de las Bananas

Visión Cero contra las ciudades pensadas para los autos y los combustibles por Eduardo Lliteras Sentíes

210

VISITAS
Son necesarias, dijo, llevar a cabo auditorías viales, de las obras. Peatonalizar las calles donde no hay espacio para dos aceras de tres metros cada una más el espacio dedicado para los autos. ¿Alguien escucha?

Salgo de casa y mi pongo mi casco. Voy a la Universidad Modelo a un foro al que invitaron diversas organizaciones sobre movilidad urbana. Decido ir en mi bicicleta a la universidad ubicada a escasos 10 minutos pedaleando con tranquilidad por la bici pista o ciclovía recién repavimentada, pero aún inconclusa, en las obras que realiza el Ayuntamiento de Mérida en lo que es la Vieja Carretera a Cholul.

Entrar a la Modelo –zona muy riesgosa para los peatones y ciclistas, escenario de numerosos accidentes y atropellamientos-es encontrarse con un inmenso estacionamiento donde prevalecen los autos y el cemento. Y no raramente la temeraria conducción de algunos estudiantes.

Camino al auditorio y allí se encuentra el doctor, Ole Thorson, presentado como especialista en seguridad vial. De origen danés pero radicado desde hace años en la ciudad de Barcelona, comenta algunas observaciones realizadas nada más salir de su hotel en el centro, en la calle 60, de Mérida. Aceras muy estrechas e invadidas por un bote de basura, una maceta, un semáforo, colocado, además, justo donde está el paso peatonal.

Thorson dice esto reconociendo que no conoce Mérida y que no la ha recorrido. Lo que narra es su breve impresión de la calle 60. No quiero pensar qué susto se llevaría si caminara por cualquier colonia o fraccionamiento de la ciudad. Por todos lados las aceras, si existen, están invadidas por lo que uno se quiera uno imaginar, cuando no rotas o peligrosamente construidas. Mérida, no cabe duda, no es una ciudad para el peatón. Esto no es nuevo, lo sabemos.

Thorson dice cosas interesantes –aunque muchas de ellas las venimos comentando desde hace años en nuestros espacios informativos- en el foro donde se encuentran sentados policías federales, estatales, municipales y claro, funcionarios de bajo nivel de la Secretaría de Salud estatal así como estudiantes de la Modelo y algunos maestros. Los policías escuchan cariacontecidos los planteamientos del especialista en una ciudad, en un estado y en un país, donde las ciudades simplemente no toman en cuenta a los peatones. Tampoco a los ciclistas, aunque hay que reconocer que en las últimas administraciones municipales, las bici pistas o carriles para bicicletas, se han convertido ya en una realidad que va avanzando.

Como señala Thorson, 9 de 10 personas sobrevive al ser atropellado por un auto conducido a 30 kilómetros por hora; 5 de cada 10 sobrevive al ser atropellado por un vehículo conducido a 50 kilómetros por hora; y 1 de cada 10 sobrevive si es golpeado por un auto o vehículo conducido a 70 kilómetros por hora. A mayor velocidad, no sobrevive ni uno. Pensemos, nada más, a la velocidad a la que suelen ser conducidos los autos en la ciudad, en promedio. La velocidad mínima debe rondar los 60 u 80 kilómetros por hora, si no hay semáforos o atascos.

Thorson forma parte de la iniciativa llamada Coalición Visión Cero, que busca enfrentar esta crisis de salud pública que son los accidentes viales, sus miles de muertes cada año, de mutilados, heridos, en choques, en las ciudades alrededor del mundo.

Platica que decenas de miles de hombres y mujeres -nuestros amigos y familiares, colegas y vecinos- mueren o resultan heridos en colisiones de tráfico que podrían y deberían evitarse cada año. Sabemos que podemos hacer más para prevenir este sufrimiento, y creemos que todos nosotros, ya sea conduciendo, caminando, montando en bicicleta, usando una silla de ruedas o manejando en tránsito, tenemos derecho a una movilidad segura, afirma.

Fue la Organización de las Naciones Unidas la que convocó a la creación de este proyecto –Visión Cero- con el propósito de sumar a la mayor cantidad de países posibles para salvar la vida de más de un millón de personas en las calles de las ciudades alrededor del mundo.

Thorson es muy claro en señalar que el problema número uno es la afición urbana por el auto. Simplemente las ciudades están pensadas para los autos, para servir a la industria automovilística y a la industria petrolera, señala. A sus intereses, que son vender coches y combustibles. Eso en Mérida es clarísimo, no hay que ser especialista para descubrirlo. El transporte público es una porquería, inseguro, ineficiente, indigno para el usuario. Y las gasolineras han proliferado como hongos. Mientras el parque automotriz no para de crecer, de engullir la ciudad.

Y claro, el diseño de las obras viales se somete a estos intereses. Privilegia únicamente al auto, la urgencia de correr, de llegar lo antes posible, pasando por encima de quien sea.

El especialista dijo que hay que tomar en cuenta el punto de vista del peatón, del ciclista, de los usuarios del transporte público, en las obras viales. Afirmó que hay que reducir la velocidad, la contaminación del aire y las emisiones que provocan el cambio climático, Todo esto va unido a la salud de los ciudadanos y a una ciudad segura, bella, habitable.

Son necesarias, dijo, llevar a cabo auditorías viales, de las obras. Peatonalizar las calles donde no hay espacio para dos aceras de tres metros cada una más el espacio dedicado para los autos. ¿Alguien escucha?

En menos de 24 horas dos choques de autobuses en carreteras de Yucatán: misterio en torno a tráiler conducido en sentido contrario

Leer Noticia

Ciclista murió atropellado en el periférico por un auto cuyo conductor también falleció

Leer Noticia

Muerte en las calles de Mérida: matan a un ciclista y a un motociclista

Dos muertos entre el domingo y el lunes. Un ciclista fue atropellado brutalmente por un criminal conductor que conducía a exceso de velocidad en la colonia Paraíso Maya. Además, un motociclista falleció atropellado en el periférico cerca de Cholul. V
Leer Noticia

Brutalmente atropellado en el centro con todo y triciclo por imprudente conductora

El señor Cesar David Sansores Guillen de 45 años de edad voló por los aires por la imprudencia y temeraria conducción de Vanesa Estefanía Puerto Piña. Resultando muerto
Leer Noticia