La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Mérida

Vecinos exigen autobuses nuevos en Polígono 108, les envían unidades usadas

477

VISITAS
Vea esa porquería, le dijeron los ciudadanos al funcionario de la Dirección de Transporte, señalándole un autobús de Urbanos. Eso no es digno para nosotros, gritaron

Eduardo Lliteras Sentíes.- “En representación de la Dirección de Transporte del Estado de Yucatán, se hace el compromiso el día de hoy sábado 7 de abril, (de) contar con 6 unidades de otras empresas para cubrir el día sábado y domingo, y a partir del lunes 9 de abril contar con 10 unidades para cubrir de manera permanente” la ruta de la empresa “Urbanos” de Polígono 108.

De esta manera se “comprometieron” los tres funcionarios de la Dirección de Transporte enviados por su titular, Humberto Hevia Jiménez, para “negociar” con los ciudadanos que cerraron la calle 31ª en su cruzamiento con la calle 20 el sábado por la mañana en protesta por el pésimo estado y el mal servicio que prestan los choferes y autobuses de la empresa “Urbanos” en dicha colonia.

Con cartulinas, los ciudadanos se apostaron en la calle 31ª, la que cerraron con una cuerda al tráfico, tras enviar una carta –que dimos a conocer en Infolliteras.com y La Jornada Maya en días pasados- al director del transporte y al gobernador Rolando Zapata Bello solicitando soluciones en el tema del transporte público.

Explicaron con claridad que el servicio de transporte público se encuentra en una situación inaceptable, con retardos de entre 90 y 40 minutos en la circulación de las unidades por la zona, las que son auténticas chatarras rodantes con más de 20 años de uso.

Durante la larga plática bajo el sol del medio día con los funcionarios –en la que estuvimos presentes- los funcionarios regañaron a los vecinos –fundamentalmente señoras- que exigían solución a las necesidades de transporte en la zona: “respétense entre ustedes, no se interrumpan, cumplan con la labor de ayudarnos también para que nosotros podamos cumplir con nuestras obligaciones, levanten el teléfono 072, sé que no confían lo sé…”

En realidad, el escepticismo de las señoras de Polígono 108 está más que justificado. Para empezar, los funcionarios llegan en auto, no en autobús, y dijeron que enviarían a inspectores para revisar las unidades y supervisar a los choferes. Sin embargo, esa labor deberían de hacerla cotidianamente y las quejas de los vecinos no son de ayer, sino de hace años. Es decir, estamos ante la enésima simulación.

Cabe señalar que las ciudadanas también les hicieron notar a los funcionarios que los teléfonos para pasar reportes, no son atendidos. Y que además, no pueden estar todo el día marcando para pasar reportes que al final, nadie atiende.

En realidad, lo que se necesita –como en gran parte de la ciudad- son unidades nuevas, camiones nuevos, ya que los autobuses simplemente además de inservibles, son peligrosos para los usuarios, por el mal estado mecánico y las condiciones en general. Hablamos de autobuses con 20 años o más de servicio. En condiciones inaceptables y riesgosas.

Las vecinas y vecinos fueron enfáticos en pedir un compromiso firmado y concreto pero lo único que les pudieron ofrecer los “servidores públicos” fue el “compromiso” de unidades de otras empresas para cubrir a los camiones destartalados de “Ubanos” que serían retirados, no se sabe por cuánto tiempo.

A pregunta expresa del reportero sobre la posibilidad de adquirir unidades nuevas, la respuesta de la persona que se identificó como el representante legal de la Dirección de Transporte, fue señalar que los autobuses no se entregan de un día para otro, sino que todo lleva un “proceso”. Un “proceso” que no se ve para cuándo terminará, debido a que les ha llevado todo el sexenio del actual gobierno estatal, precisamente, el que llega a su fin.

Es decir, lo único que se ofreció fue un parche provisional para calmar los ánimos de las señoras y vecinos, ya que unidades nuevas no hay porque no hay dinero, según agregó el abogado.

Los problemas mencionados por los vecinos realmente son incontables. Choferes groseros, que no dan parada a los usuarios, que conducen en condiciones de estrés, que no cumplen con horarios, que se embriagan inclusive o se detienen a hacer tiempo a la sombra, etcétera.

No faltaron las usuarios que salieron en su defensa y que señalaron que ellos también son víctimas porque les pagan mal y se les exige mucho con unidades que se caen a pedazos mientras deben atender al tráfico cada día más complicado, cobrar y dar cambio.

Durante el tiempo que estábamos en el lugar, vimos a varias unidades pasar de “Urbanos” y detectamos que habían inclusive alguna sin placas. Hoy lunes un grupo de vecinos acudirá hasta las oficinas de la Dirección de Transporte ubicadas en el periférico en la mañana, para ser recibidos por Humberto Hevia.

Tras encuentro de López Obrador con Carlos Joaquín se anunció decreto para liberar a presos políticos

Leer Noticia

En medio de la polémica por despidos de familiares y cuates de funcionarios de la pasada administración, propone el PRI Servicio Profesional de Carrera

Leer Noticia

Vídeo Habitantes de comisaría de Tixcacal rechazan servicio de combis y exigen autobuses

Leer Noticia

Fuerzas políticas piden respetar la ley en la asignación de Rectorías

Leer Noticia