La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
República de las Bananas

Reabren Altabrisa, sin estudios de posibles daños estructurales por Eduardo Lliteras Sentíes

214

VISITAS
La operación desinformativa para minimizar la gravedad del incidente, uno más, que evidencia la falta de preparación de las incontables plazas y centros comerciales para afrontar contingencias de éste tipo

A pesar de no haberse realizado el estudio de daño estructural en el boliche ubicado exactamente arriba del Sanborns que se quemó y resultó pérdida total en la Plaza Altabrisa, personal de dicho negocio realizaba labores de limpieza y ventilación el lunes, luego de que repusieron los ventanales que se rompieron para facilitar la salida del espeso humo negro que invadió todo el centro comercial tras el incendio que se desató después de las 6 de la mañana del domingo, obligando a una amplia movilización del cuerpo de bomberos, elementos de rescate, policías estatales y federales.

Alertados por vecinos, llegamos al lugar de la escena poco después de que el personal de Sanborns escapó milagrosamente del incendio que consumió por completo el área de dulces, de peluches, el vestíbulo del restaurante y las zonas donde se vendían computadoras y televisores. Es decir, hablamos de más del 60 por ciento del negocio convertido en cenizas, incluyendo gran parte del plafón del techo, lo que desmiente la versión del director de Protección Civil del Gobierno del Estado, quien aseguró que se trató “sólo de humo”, en un intento por minimizar el grave incidente, para variar.

El humo negro y el calor dañaron el resto de las otras áreas de la tienda Sanborns hasta que la posterior y valiente labor de los bomberos logró detener el peligroso avance del fuego a otros locales de la plaza, también obstaculizado por la persiana de metal que daba al interior del centro comercial y que permaneció cerrada durante la conflagración.

De hecho, los bomberos tuvieron que ingresar por una puerta ubicada a un costado de la tienda Soriana y del Sanborns, ya que la puerta principal de la tienda (que da al estacionamiento) permaneció cerrada con llave, debido a que el vigilante no la pudo abrir presa del pánico y tuvo que romper un vidrio con otros trabajadores para poder escapar por poco de la muerte. Los bomberos también ingresaron rompiendo una ventana del bar del Sanborns y lograron contener el fuego, evitando que continuara con su destructivo avance.

La fortuna, no cabe duda, sonrió de nueva cuenta a los meridanos, ya que por ser domingo y puente, no sólo los trabajadores de Sanborns ingresaron más tarde, sino que el público aún no había empezado a entrar a la tienda, como es habitual en ese horario, entre semana. Si el incendio hubiera estallado más tarde, estaríamos contando una historia muy diferente, lamentablemente.

Pudimos reconstruir la historia hablando con testigos, con empleados de Sanborns y un grupo de obreros traídos de la Ciudad de México por un contratista y que laboraban dentro de la plaza desde la noche del sábado y que fueron los que llamaron a los bomberos –en cuatro ocasiones, hasta que les contestaron- para alertar del incendio.

Luego de que el fuego fue apagado, la plaza quedó inundada, desde el estacionamiento hasta el segundo piso, de una densa capa de tóxico humo negro, que obligó a impedir al público ingresar al centro comercial (salvo la tienda Soriana que abrió por la tarde) todo el domingo; de hecho,  Altabrisa aún huele a humo y a quemado, a pesar de que las puertas de la plaza están abiertas para facilitar el ingreso de aire y la ventilación.

Todavía el lunes se podía observar a personal de diversas tiendas realizando labores de limpieza de los locales que quedaron cubiertos de ceniza así como pintando las paredes manchadas de negro con tapabocas.

Es importante destacar el hecho de que el Ayuntamiento de Mérida recomendó a los directivos y al propietario de Plaza Altabrisa, realizar un estudio estructural con especialistas que garantice que se pueden seguir utilizando los locales que se vieron involucrados en la conflagración, es decir, el local de Sanborns y el local del boliche cuyo piso se calentó mucho por el fuego de abajo. Infolliteras.com pudo saber que está viniendo un equipo de especialistas de la Ciudad de México que va a realizar los estudios estructurales por cuenta de la plaza.

Como comprobamos in situ, el boliche no presenta daños aparentes; la duela se ve intacta y pareciera que no ha pasado nada, sin embargo, como hicimos notar, se ubica exactamente encima de Sanborns y el piso se calentó mucho durante el incendio.

En conclusión hay tres aspectos preocupantes: uno, la evidente falta de preparación del personal (tanto de Sanborns como de la vigilancia privada de la plaza) y de infraestructura contra incendios; dos, la secrecía y la falta de transparencia por parte de los directivos de Sanborns, de Plaza Altabrisa y de las mismas autoridades de Protección Civil del Gobierno del Estado sobre el incendio.

Tres, la operación desinformativa para minimizar la gravedad del incidente, uno más, que evidencia la falta de preparación de las incontables plazas y centros comerciales para afrontar contingencias de éste tipo, sin olvidar que los valientes bomberos cuentan con escasos equipos y vehículos para afrontar las llamas en las mega estructuras que han surgido en los últimos años en Mérida. Otro campanazo de atención.

 

 

Vídeo Enojo y molestia entre ciudadanos en casilla especial en Altabrisa: 8 horas de espera

Leer Noticia

Vídeo Totalmente carbonizado quedó bar en Altabrisa 1000lenium tras criminal ataque incendiario

Leer Noticia

Investiga FGE ataque en discoteca a espaldas de Plaza Altabrisa, cercana a lugar de asesinato de conductor de UBER

Leer Noticia

Vídeo Plaza Altabrisa sin espacio para maniobras de tráileres que deben invadir ambos carriles

Riesgoso. Al parecer nadie tomó en cuenta las dimensiones de los tráileres para maniobras a espaldas de la plaza
Leer Noticia