La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
El Mundo

Trump da marcha atrás a su política racista de separación de familias indocumentadas ante la presión de la opinión pública

129

VISITAS

Redacción.-  Donald Trump dio marcha atrás a su política racista de separación de familias indocumentadas ante la presión de la opinión pública. En efecto. Ante la abrumadora presión de la opinión pública internacional y local el presidente de Estados Unidos, Donald Trump tuvo que dar marcha atrás a su política de separación de las familias inmigrantes que llegan a los Estados Unidos, aunque apuntó que mantendrá políticas de "tolerancia cero".  El anuncio de Trump surge en el marco de la detención de más de dos mil niños que se encuentran aislados privados de libertad y separados de sus padres esperando por la promulgación de la ley, lo que provocó una ola de repudio mundial y nacional en los Estados Unidos.

Luego de la presión internacional tras políticas de Trump, aerolíneas de Estados Unidos se negaron a transportar a niños migrantes separados de sus familias.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) rechazó este martes a Estados Unidos (EE.UU.) por la política de separación de niños migrantes de sus padres que ingresan indocumentados y consideran la situación como inaceptable.

Para la directora ejecutiva de la Unicef, Henrietta Fore, las acciones tomadas por el Gobierno de EE.UU. violan los derechos fundamentales de los niños, pues estos bajo ninguna circunstancia deberían ser separados de sus padres.

"Parte el corazón ver como niños, algunos de ellos bebés, y que buscaban refugio en Estados Unidos, son separados de sus padres", señaló Fore.

Durante una rueda de prensa desde la Casa Blanca, el mandatario estadounidense firmó la orden de marcha atrás a la separación de las familias pero insistió en que "vamos a tener fronteras fuertes, muy fuertes, pero vamos a mantener a las familias juntas".

"Sigue siendo una tolerancia cero. Tenemos cero tolerancia para las personas que ingresan ilegalmente a nuestro país", apuntó el jefe de Estado.