La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Estado

Simulada y millonaria compraventa de predio familiar muestra fructífera veta de negocios de Víctor Caballero y su familia en Mérida

12336

VISITAS

Eduardo Lliteras Sentíes.- Siguen saliendo propiedades de políticos y candidatos que demuestran ese estado de bienestar tan satisfactorio que proporciona la política en Yucatán. Tal es caso de la millonaria compraventa del predio ubicado en la calle 20 (avenida Líbano) y marcado con el número 64 de la colonia México, antigua casa de los papás de Víctor Caballero Durán, y recomprada por la hija mayor del candidato a la alcaldía de Mérida por la cantidad de cuatro millones trescientos cuarenta y cinco mil pesos el 26 de abril de 2016, según documentos oficiales obtenidos del Registro Público de la Propiedad y del Comercio.

Estamos ante una propiedad que Víctor Caballero Durán no reportó en su declaración Tres de Tres y que tiene todo el aspecto de una compraventa simulada para lavar cuatro millones trescientos cuarenta y cinco mil pesos.

La compraventa se realizó a través de la persona moral denominada “Grupo WCM Bussines Center Sociedad Anónima de Capital Variable”.

De dicha empresa aparece “como administrador” único la señorita Daniela Beatriz Caballero Domínguez, de escasos 25 años y dependiente, obviamente de su papá, Víctor Caballero Durán, ya que sería más complicado para ella explicar el origen de tanto dinero.

De hecho, según documentos oficiales del Registro Público de Comercio (1800VQ), dicha empresa o persona moral fue constituida apenas en el año 2015. Para ser exactos el 7 del 12 de 2015. Como fedatario aparece el licenciado Mauricio Alberto de Jesús Tappan y Repetto quien dio fe de la constitución de la fructífera empresa que en apenas escasos tres años logró recomprar un predio familiar por la no desdeñable cantidad de 4 millones trescientos cuarenta y cinco mil pesos, tras ser fundada con un capital social de apenas 50 mil pesos.

De hecho, los 50 mil pesos fueron donados por la señora Elsa Beatriz Dominguez Teyer (esposa del candidato del PRI a la alcaldía de Mérida), y por el señor Víctor Edmundo Caballero Adrián (papá de Víctor Caballero Durán) en partes alícuotas, es decir, cada uno donó 24,500 pesos según los documentos oficiales del Registro Público de Comercio.

Cabe señalar que la empresa “Grupo WCM Bussines Center S.A. de C.V.” en su acta constitutiva aparece con un muy amplio abanico de actividades dignas de récord Guinness. Por ejemplo, dice que el “objeto de la sociedad será la renta de espacios de oficinas mediante membresías para profesionales independientes, emprendedores y pymes de diferentes sectores, ya sea para compartir un mismo espacio de trabajo, tanto físico como virtual, así como para desarrollar sus proyectos profesionales de manera independiente, a la vez que fomenten proyectos conjuntos” (sic).

También dice que tiene como objeto la “creación, promoción y venta de publicidad, así como proporcionar estrategias efectivas e integrales de publicidad y marketing de valor y marca contribuyendo con el desarrollo y crecimiento comercial de los clientes”.

El objetivo de la empresa es inacabable y no vamos a citar todo pero también incluye “proyectar, constituir, organizar, explotar, administrar, administración o en liquidación de todo género de empresas industriales, comerciales, de crédito (sic) o de cualquier otra índole ya sea por cuenta propia o ajena”.

Asimismo, dice que podría también dedicarse a la “adquisición, enajenación, exportación e importación de toda clase de concesiones, permisos, franquicias, adquisición de acciones y participaciones de toda clase de sociedades o empresas”, etcétera, etcétera, etcétera.

Habla de conseguir permisos, publicidad e inclusive capital para todo tipo de empresas mercantiles o formar parte del patrimonio de cualesquiera sociedades o asociaciones civiles.

Además, de “usar, explotar, adquirir y enajenar licencias de secretos industriales (sic) así como el otorgamiento de franquicias nacionales o del extranjero dentro y fuera del país”.

Es decir, una empresa que dista mucho de ser el primerizo negocio de una jovencita que da sus primeros pasos en el mundo empresarial y que más bien apunta a negocios de muy altos vuelos inclusive a través del uso de información privilegiada a la que se accede únicamente a través de los canales de gobierno. Y bueno, al señor Víctor Caballero Durán ese tipo de información y contactos le sobran gracias a su paso por el gobierno estatal, como ex secretario general de Gobierno y ex secretario de Educación. Esto abre otra vertiente de investigación que aún hay que explorar detenidamente por los evidentes conflictos de interés.

Por último, y no menos importante, hay que señalar que el predio adquirido por más de 4 millones de pesos luce hoy un flamante edificio de tres pisos edificado poco tiempo después de la simulada operación de compraventa. El costo de la edificación es otro tema aparte, que se añade a los cuatro millones trescientos cuarenta y cinco mil pesos de la compraventa del predio donde vivieron los padres de Víctor Caballero Durán.

En dicho edificio, tal y como dice la misma página web de “Workcenter México”, se rentan oficinas para empresas y espacios diversos para que trabajen empresarios, organicen eventos y reuniones, etcétera.

 

Tras varios días desaparecido, Víctor Caballero entrega carta aceptando su derrota

Leer Noticia

Vídeo Sólida ventaja de Renán Barrera en Mérida aplasta maquinaria de Víctor Caballero

Leer Noticia

Simulada y millonaria compraventa de predio familiar muestra fructífera veta de negocios de Víctor Caballero y su familia en Mérida

Leer Noticia

Víctor Caballero incumplió en la Segey y con él iniciaron las irregularidades, denunciaron maestros frente a Palacio de Gobierno de Yucatán

Leer Noticia