La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
República de las Bananas

Fiesta democrática en Yucatán entre descalabrados, vehículos quemados y agresiones por Eduardo Lliteras Sentíes

211

VISITAS

Redacción.- “Ustedes como medios nos pueden estar ayudando a filtrar información porque muchas veces se reportan cuestiones que no necesariamente requieren que la autoridad intervenga”. Esto fue lo que dijo durante una conferencia de prensa hace dos días la secretaria general de Gobierno, Martha Góngora Sánchez, luego de que diversos hechos violentos en numerosos municipios –en particular en el oriente del Estado- llevaran a los dirigentes de Morena en Yucatán a pedir la intervención del Ejército Mexicano por la manifiesta incapacidad o complicidad de autoridades municipales y estatales para poner alto a la escalada violenta a unas horas de la llamada “gran fiesta democrática”. La funcionaria estatal pedía directamente que los medios actuaran como censores de la información generada en los últimos días por la violencia electoral, desatada en municipios como Hunucmá, Temozón, Tizimín, Dzitás, Chemax, entre otros.

Como se sabe, la conferencia de prensa se realizó tras una semana de confrontaciones que se han extendido a 13 municipios de Yucatán donde gobiernan diferentes partidos. Y claro, las autoridades niegan la violencia, pero un hecho brutal una persona perdió un ojo reventado por una pedrada.

La conferencia de prensa de Martha Góngora Sánchez fue una más de esas intervenciones pensadas por el Gobierno del Estado para tapar el ojo al macho ante la escalada de golpes, descalabrados, vehículos incendiados, enfrentamientos a pedradas, con palos e inclusive con armas de fuego en Yucatán.

Por su parte, los directivos de las máximas autoridades electorales del Estado simplemente niegan “focos rojos”.

Ni el vocal ejecutivo de la Junta Local de Yucatán, Fernando Balmes Pérez o la presidente consejera del IEPAC (Instituto Electoral y de Participación Ciudadana), María de Lourdes Rosas Moya, se han dado por enterados de los casos de violencia política en por lo menos 13 municipios yucatecos, con la pérdida de un ojo de un ciudadano militante del PRI agredido a pedradas.

En declaraciones por separado, ambos han dicho que no saben nada de los enfrentamientos a golpes, que no hay focos rojos por la inacción de la autoridad. Y claro, como es común en cada proceso electoral, hicieron llamados a la civilidad, a la concordia y a la participación en la “gran fiesta democrática” del domingo desde la comodidad de sus oficinas en Mérida envueltas en la comodidad de los mullidos sillones y aires acondicionados.

Afuera, en las calles de los municipios de Yucatán, la realidad es muy diferente. Para empezar por la compra de votos y el reparto de despensas, material de construcción, televisores, dinero, ventiladores, tema del que existen vídeos, que nunca fueron vistos por las autoridades electorales.

El mismo comandante Luis Felipe Saidén minimizó la violencia y dijo que habían “dos o tres lesionados, pero no son de gravedad”.

Yo me pregunto si ser descalabrado, no es de gravedad o perder un ojo no es muy grave.

Por no hablar de los vehículos incendiados o las casas de campaña agredidas a pedradas y palos. O de los militantes de diversos partidos acosados y perseguidos en medio de la noche ante la mirada complaciente de policías municipales y estatales.

Al menos, hasta ahora no han habido muertos que lamentar. Y es de esperarse que así sea. El mismo gobernador se comprometió a que no volviera a ocurrir lo que sucedió en Temax en 2015, cuando al menos dos personas murieron en las calles de dicho municipio en enfrentamientos violentos y uno más en otro incidente en el Estado.

Es de esperarse que sea así, porque pareciera que se quiere ocultar el clima de miedo y terror que ya se vive en varios municipios del Estado y que busca ahuyentar a los ciudadanos de las urnas.

El Alcalde Julián Zacarías Curi firma convenio con el IEPAC de cara a las elecciones de comisarios

Leer Noticia

Ayuntamiento de Progreso se reúne con el IEPAC para organizar elecciones en comisarías

Leer Noticia

La panista Katia Bolio se queda fuera del Congreso local al igual que Fátima Perera de Morena: revocan sentencia del IEPAC

Leer Noticia

Rechazan habitantes de Maxcanú fraude electoral operado con la complicidad del IEPAC a favor de la familia del priista Camilo May

Leer Noticia