La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
República de las Bananas

Que las decisiones del transporte las tome quien venga, dice Martha Góngora lavándose las manos por Eduardo Lliteras Sentíes

263

VISITAS

Redacción.- ¿De qué habla la secretaria general de Gobierno, Martha Góngora, cuando dice que para que haya un aumento a los pasajes del transporte público hay que esperar a que la “economía se estabilice”?

Pues se refiere a que el gobierno de Rolando Zapata Bello, del que forma parte, se lava las manos de la bomba de tiempo que es el transporte público y la que deja en manos del gobernador electo para que le reviente en las manos no más empezar su gobierno, lo cual es inaceptable.

Como admitió la funcionaria de lenguaje cantinflesco, la decisión sobre lo que se hará con el transporte -convertido en chatarra rodante y según los concesionarios, sin recursos para pagar la gasolina- la deberá tomar “quien venga”. Es decir, Mauricio Vila: "Hay que esperar a que se asiente la economía nacional para que podamos tomar decisiones, o que las tome quien venga".

Habituada a hacer declaraciones vacías pero barrocas (por todos los adornos inútiles que les cuelga) afirmó que “no hay que perder de vista la dinámica que existe en la administración pública en todos los niveles. Los temas no se heredan, la administración pública es una dinámica día a día y todos los días surgen temas nuevos y otros que son permanentes. El transporte es un tema de todos los días, de siempre y para siempre”.

Así lo dijo, descubriendo el hilo negro, pero olvidando que el transporte público –ese que padecen todos los días los ciudadanos- se les olvidó 6 años, y ahora pretenden que la salida siga siendo subsidiar a los concesionarios con más y más dinero. Y forzar al próximo gobierno a asumir dicho esquema fallido, que no es más que subsidiar el mal servicio.

Martha Góngora Sánchez, al ser cuestionada sobre la petición de aumento del pasaje del transporte público, dijo que por el momento no hay las condiciones adecuadas: la decisión tendrá que esperar.

Y pidió esperar a que “la economía se estabilice (sic) ante los cambios próximos de autoridades”, como si estuviéramos viviendo alguna turbulencia en los mercados sólo existente en su mente, cuando el peso no ha hecho más que revaluarse, por ejemplo. 

Claro, las gasolinas no han cesado de subir, pero no es de ahora, sino una condición de la reforma energética que aprobó su partido en el gobierno federal y al que le han aplaudido como monos, empezando por el mismo gobernador, declarado incondicional de Peña Nieto.

La funcionaria estatal fue clara tras la petición de los empresarios del transporte: no existe la posibilidad de aumentar el precio de los pasajes. Al menos por ahora no hay las condiciones dadas para que se pueda realizar. Así dijo, con la intención de pasar esa papa caliente al futuro  gobierno de Mauricio Vila. Y obligarlo a entregarle más dinero a los empresarios que durante la reciente campaña adoptaron el papel de siempre, a favor del PRI, de su candidato y del gobierno priista en turno.

Quizá por eso ahora se encuentran, precisamente, sin dinero. Se lo gastaron en la reciente campaña, pero el tiro les salió por la culata y no ganó su candidato. 


Gobierno de Rolando Zapata no ha cumplido compromisos con el sector del transporte y ha propiciado la competencia desleal por la falta de autoridad

Leer Noticia

22 heridos en brutal choque entre dos unidades del transporte público en el centro de Mérida

Leer Noticia

Que las decisiones del transporte las tome quien venga, dice Martha Góngora lavándose las manos por Eduardo Lliteras Sentíes

Leer Noticia

Vídeo Gobierno de Rolando Zapata no responde a concesionarios del transporte pública dicen

Leer Noticia