La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
República de las Bananas

Cholul, entre la inseguridad y la oscuridad por Eduardo Lliteras Sentíes

367

VISITAS

Le llaman en Italia “SuperTutor”, es el nuevo sistema de control electrónico de la velocidad de última generación que tiene la capacidad no sólo de fotografiar las matrículas de los autos, sino el entero vehículo, incluidos autobuses y tráileres. Al nuevo ojo electrónico del gran hermano de la seguridad italiana instalado en las 22 principales autopistas  más problemáticas del país de la bota, no se le van los anuncios o nombres de las empresas estampados en los autobuses, por ejemplo.

 

Además, entre las nuevas medidas de seguridad que está aplicando la policía italiana y los Carabineros se cuenta un nuevo sistema de cámaras capaces de reconocer, de inmediato, cualquier situación irregular con los vehículos que ingresan a las ciudades como robo o falta de pago de impuestos.

 

Como vemos, en materia de seguridad vial y de combate a los actos ilícitos, las tecnologías se han convertido en elementos claves en la lucha contra el crimen organizado y las bandas criminales locales, no sólo a nivel reactivo, sino en la elaboración de inteligencia que permita desmantelar organizaciones criminales o dar con los culpables de crímenes. Es decir, por sí mismas, poco solucionan, hace falta la inteligencia policíaca, en lugar de dedicarse a espiar opositores.

 

Precisamente en éstos días en la comisaría de Cholul hemos visto un operativo de seguridad que sorprendió a los vecinos de esta población que no cesa de crecer y a la que han llegado una numerosa cantidad de personas adineradas, con vehículos de lujo o súper lujo, a habitar mansiones y cotos privados dotados de cámaras, seguridad privadas, bardas electrificadas, además de muros ciclópeos, altos cinco metros como es común en otras zonas del norte de la ciudad como ocurre en Montebello y Montecarlo.

 

Un retén de la Policía Estatal Acreditada, con armas largas y vehículos negros estacionados a la altura de la Universidad Modelo, desató las especulaciones de vecinos, preocupados por la seguridad. La noche del viernes pudimos grabar a los elementos realizando revisiones de vehículos considerados “sospechosos”.

 

De hecho, apenas el lunes de la semana pasada una organización criminal saqueó siete residencias en la privada residencial Allegra, ubicada entre Cholul y Santa Gertrudis Copó, como dio a conocer La Jornada Maya.

 

El robo, con todo y seguridad privada, de siete casas a las que saquearon de día, no es el primero en su género, ni mucho menos. Pero sí llamó la atención la envergadura del hurto, también porque al parecer en el lugar viven influyentes personajes de la política local incluidos adinerados magistrados.

 

Éste nuevo embate del crimen que azota al pudiente norte de Mérida pasó en silencio, o fue silenciado, más bien.

 

En Cholul hemos sido testigos de la irrupción de personas que aparecieron de un día para otro con al menos dos decenas de autos nuevos, sin placas, posteriormente emplacados en Yucatán o Quintana Roo, conducidos por hombres jóvenes, rapados. Incluidos algunos abordo de autos deportivos caros, de colores llamativos, con rines, y con las consabidas bolsitas cruzadas en el pecho, donde podrían guardar armas.

 

Tras nuestras denuncias en corto a las autoridades abandonaron un caserón que habían rentado –repleto de computadoras nuevecitas tipo Apple- para moverse a otro rumbo. La salida y entrada cotidiana de vehículos procedentes de Quintana Roo se facilitaba por las cercanías al periférico, una de las vialidades más vigiladas de la ciudad.

 

Precisamente, las vialidades de ingreso a Cholul se encuentran sospechosamente a oscuras en las noches. Así están desde hace meses, por lo menos medio año. Luminarias nuevas que nunca han funcionado más de una semana, y luego vuelven a fallar en la obra nueva llena de defectos de la Carretera a Cholul. Cables cortados, robo de piezas del alumbrado público. O falla de origen, no sabemos, pero la oscuridad rodea a la comisaría.

 

Como ocurre con la larga calle 27 que conecta con la carretera a Conkal y su nuevo paso a desnivel del INCAY. Tras nuestros reportes fue reparada tras varios meses convertida en boca de lobo. Ahora vuelve a fallar. También el gobierno estatal reparó las luminarias del nuevo paso a desnivel frente al campus de la UADY.

 

El otro paso a desnivel a Chicxulub Puerto, ubicado en otra de las entradas a Cholul y a un paso de Conkal, es también una boca de lobo, donde la iluminación dura poco. La oscuridad parece gustar a los pandilleros que han convertido dicha zona en escenario preferido de sus correrías nocturnas.

 

La realidad es que los vecinos –que pueden- gastan en seguridad, policías privados, muros, cámaras, bardas electrificadas, ante la coladera en que se ha convertido el Escudo Yucatán. Pero esto no es garantía de seguridad, como vemos. Otro tema en el que la administración de Rolando Zapata se va en medio de la crisis, silenciada a través de la publicidad pagada, como ocurre con la salud.

Vídeo Necesario control de contaminación de fábricas en Mérida: calera en Cholul

Leer Noticia

Foto Noticia / Misteriosa volcadura en calles de la comisaria de Cholul

Leer Noticia

Ciclovía Mérida-Cholul, obra inconclusa

En la foto, ciclovía en Cholula. No sólo pintan el pavimento de otro color, sino que se colocan postes de metal para proteger a los ciclistas de los autos
Leer Noticia

Denuncian acoso mujeres deportistas en ciclopista a Cholul: temen por su integridad, dicen

Leer Noticia