La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
El País

El Sistema Quintanarroense de Comunicación Social (SCSI) en el esquema de saqueo de Rosario Robles de recursos de la Sedatu y Sedesol

79

VISITAS

Redacción.- Parte de los 700 millones desviados de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) durante las gestiones de Rosario Robles terminaron en Quintana Roo transferidos en efectivo a  domicilios privados utilizando una institución pública: el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social (SCSI).

Así lo revela el diario capitalino Reforma, el que cita la investigación realizada por la Auditoría Superior de la Federación que demuestra que esos 700 millones no terminaron en las 76 empresas presuntamente beneficiadas por contratos de servicios sino que fueron transferidos a través de un esquema de triangulación que incluyó la conversión en efectivo y su entrega en domicilios privados al final del proceso.

Reforma señala que en Playa del Carmen se entregó el dinero a una casa de cambio, de la que no dice su nombre y en Cancún se llevó a una oficina de ADO y en Villahermosa a la Universidad Intercultural del Estado de Tabasco.

Reforma explica que “el Servicio Quintanarroense de Comunicación Social y la Televisora de Hermosillo” subcontrataron el dinero a empresas que convirtieron los recursos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial Urbano (Sedatu) a efectivo de manera directa o lo hicieron a través de otras compañías.

Dice Reforma que “los proveedores que ordenaron circulante fueron: Comercializadora Green Recyt, Desarrollo Publicitario ADP, Serviúnicos, Servicios NLMK, Studdio Originale Capicci, Comercializadora Merchadise, así como Servicios Empresariales Helte”.

La conversión a circulante se hizo a través de depósitos girados a favor de la cuentas de las empresas de traslado de valores Tameme, Cometra y Servicio Panamericano de Protección, explica Reforma.