La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Religión

China y Vaticano firman acuerdo provisional para consensuar nombramiento de obispos y unificar las Iglesias

71

VISITAS
Redacción.-  Tras un acuerdo provisional, la Santa Sede y Pekín consensuarán el nombramiento de obispos y unificarán las Iglesias, abriendo así la puerta a la restitución de las relaciones diplomáticas 70 años después. Hoy 22 de septiembre de 2018, se ha celebrado una reunión en Beijing entre Mons. Antoine Camilleri, Subsecretario de la Santa Sede para las Relaciones con los Estados, y S.E. el  Sr. Wang Chao, Viceministro de Asuntos Exteriores de la República Popular de China,  respectivamente Jefes de las delegaciones vaticana y china.Como resultado de dicho encuentro las dos iglesias chinas católicas (la oficial controlada por el gobierno y la controlada por el Vaticano) pasarán ahora a ser una sola y la última palabra sobre los obispos, se supone, la tendrá el Pontífice.

El Papa Francisco volvió a admitir a la plena comunión eclesial a los siete obispos chinos que en el pasado fueron ordenados sin el consenso de la Santa Sede. Y, al mismo tiempo, instituyó una nueva diócesis en tierra china, por primera vez desde el nacimiento de la China comunista. 

China y el Vaticano firmaron un acuerdo histórico que acerca definitivamente el deshielo de las relaciones diplomáticas, rotas desde 1951, cuando Mao Zedong expulsó del país al Nuncio de la Santa Sede y a sus misioneros católicos.

Sobre el Acuerdo Provisorio entre Santa Sede y la República Popular China, el director de la Oficina de Prensa vaticana Greg Burke ha declarado:

“Éste no es el final de un proceso. ¡Es el inicio! Se ha tratado de diálogo, de escucha paciente de ambas partes aun cuando las personas tienen puntos de vista muy diversos. El objetivo del Acuerdo no es político sino pastoral, permitiendo a los fieles de tener obispos que están en comunión con Roma pero al mismo tiempo reconocidos por las autoridades chinas”.

El diálogo con la República Popular China comenzó con San Juan Pablo II a través de conversaciones confidenciales. Después prosiguió con Benedicto XVI, mientras ahora el Papa Francisco desea continuar en este compromiso


Por primera vez, hoy, todos los Obispos en China están en comunión con el Santo Padre, con el Papa, con el Sucesor de Pedro. Y el Papa Francisco, como sus immediatos Predecesores, mira con particular atención y con un especial cuidado al pueblo chino. Se necesita unidad, se necesita confianza, se necesita un nuevo empuje, como también se necesita tener buenos Obispos que sean reconocidos por el Papa, por el Sucesor de Pedro, y por las legítimas Autoridades civiles de su País. Y el Acuerdo se pone en esta línea: es un instrumento para que se pueda ayuda en eso, con la colaboración de todos.

Hallan restos humanos en nunciatura del Vaticano en Roma: resurge misterio de desaparición de ciudadana de la Santa Sede

Leer Noticia

El boxeador mexicano, Julio César Chávez, inhaló cocaína en el Vaticano, en el baño del Papa Juan Pablo II, dice su hermano

Leer Noticia

China se apunta para el tren maya, dicen

Leer Noticia

A la iglesia le toca estar con el pueblo, no con el gobierno decía monseñor Romero, hoy elevado a los altares en el Vaticano

Leer Noticia