La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Estado

Gobierno de Rolando Zapata desvío millones de pesos a través de empresas fantasma sin experiencia en materia de salud utilizando red de notarios públicos

828

VISITAS

Redacción.- Según información del SAT (Servicio de Administración Tributaria) el gobierno de Yucatán encabezado por Rolando Zapata Bello adjudicó de forma directa contratos millonarios a empresas que no tenían la experiencia ni el conocimiento para proveer los servicios para los que fueron contratados. Se trata de empresas dedicadas a la construcción, al comercio de mariscos y hasta plomería, pero que fueron contratadas por la secretaría de Salud de Yucatán en el año 2015, como revela un reportaje publicado por el portal de información Animal Político, en un reportaje de Arturo Ángel. Señala el portal que “la administración del gobernador priista Rolando Zapata Bello -que concluye el próximo domingo- transfirió más de 150 millones de pesos destinados al estudio sobre enfermedades graves y otros servicios del sector salud, a un grupo de 58 compañías que no tenían ni los especialistas ni experiencia para realizar ese trabajo, y que decían dedicarse – en el papel-  a servicios de construcción, comercio de mariscos y hasta plomería”. Se trata de un esquema semejante al utilizado por el ex gobernador priista de Veracruz, Javier Duarte, para desviar recursos públicos utilizando empresas fantasma o de fachada.

En dicha madeja de empresas contratadas a dedazo por el gobierno del priista Rolando Zapata, participaron un grupo de notarios públicos, los que avalaron la corrupción.

Se trata de empresas que utilizan domicilios fiscales fachada e inclusive empresas denominadas fantasmas, es decir oficialmente señaladas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como empresas constituidas legalmente pero que simulan las operaciones que facturan.

Esto lo constató el reportero de Animal Político acudiendo a cada domicilio fiscal: se pudo constatar al acudir a los domicilios de las empresas, “y entre las que incluso ya hay 16 catalogadas oficialmente por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como empresas constituidas legalmente pero que simulan las operaciones que facturan. Es decir, compañías fantasma”.

En el colmo, el gobierno de Rolando Zapata Bello no realizó concurso público alguno, sino que se adjudicaron por dedazo los jugosos y millonarios contratos: “Los recursos públicos no fueron entregados a estas empresas bajo algún esquema de competencia. Por el contrario, se hizo a través de supuestos contratos adjudicados de forma directa a estas empresas, violando requisitos legales y montos máximos que establece la ley en ese estado para adjudicar contratos sin licitación”, revela Animal Político.

“Hay además casos donde se desconoce el mecanismo de adjudicación y si se firmó al menos un contrato de por medio, ya que el gobierno estatal no ha querido reconocer los pagos, pese a que Animal Político cuenta con copias de facturas y estado de cuenta que los prueban”, señala el reportero de Animal Político.

Dice Animal Político que “al revisar los perfiles de las compañías que recibieron los pagos, Animal Político logró identificar coincidencias en varias de ellas, ya sea por accionistas o apoderados en común, por fechas exactas de constitución o en los notarios que las avalaron. Es una situación similar a la que se ha presentado ya en otras redes de empresa fantasma que reciben recursos públicos, como la documentada por este mismo medio en el caso de la gestión del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte”.

Las 58 compañías contratadas directamente no están especializadas en temas de salud. Además la mayoría ya no opera (o nunca operó realmente) en sus direcciones fiscales.

Dice Animal Político, que al revisar los casos de las empresas contratadas directamente por los Servicios de Salud no se advierte que estén especializadas en los servicios adjudicados como para establecer que eran las idóneas para ello.

Por ejemplo, en el caso de la empresa Coema Proyectos SA de CV, la dependencia igual le pagó para proporcionar supuestos servicios de almacenamiento digital, que para realizar un estudio de impacto de la violencia sexual en Yucatán. Y según su acta constitutiva, Coema es una empresa que dice dedicarse “principalmente a la construcción”.  Otros ejemplos se detallan más adelante.

LEA EL REPORTAJE COMPLETO EN:

https://www.animalpolitico.com

Vídeo Empresas telefónicas entregaron datos personales de usuarios a dependencias no identificadas

Un vídeo de ONEA: Organización Nacional anti Corrupción
Leer Noticia

Se declara gobernador Vila enemigo de la corrupción y de la impunidad

Leer Noticia

Corrupción e impunidad en desvíos millonarios de Rolando; el paquete que le toca a Vila por Eduardo Lliteras Sentíes

Leer Noticia

No es la transición en Yucatán sino la delincuencia por Eduardo Lliteras Sentíes

Leer Noticia