La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
República de las Bananas

Llega Vila, entre esperanzas y deja vu por Eduardo Lliteras Sentíes

2877

VISITAS

La salida del PRI y de Rolando Zapata del poder se notó desde el primer día y en pocas horas, durante la toma de protesta del nuevo gobernador, Mauricio Vila Dosal. El aparato de seguridad no tuvo las habituales ostentosas y amenazantes dimensiones en ocasiones similares. El aparato policíaco se redujo sustancialmente, se vieron policías municipales fundamentalmente, los que fueron desplegados, inclusive en el techo de la UADY. Eso sí, rejas fueron colocadas a todo lo largo de la entrada del teatro Peón Contreras hasta la zona donde el Congreso del Estado –ese sí bajo control del PRI, aún- instaló un arco detector de metales y varias mesas con personal que se dedicó a cachear y abrir las mochilas y bolsos de los periodistas acreditados por el mismo legislativo. Las imágenes de los periodistas extendiendo los brazos o de los elegantes invitados, la inmensa mayoría con la ritual guayabera, fue vista por la gente que se amontonó con la esperanza de poder entrar para ver de cerca al nuevo gobernador, en el que tantos ciudadanos depositaron su esperanza de cambio, tras un gobierno de abusos y corrupción que se va impune. Corrupción, a la que declaró guerra sin cuartel el ahora ex gobernador Rolando Zapata precisamente el día de su investidura en la extinta sede del Congreso donde hoy se yergue el costoso Palacio de la Música. Pero la que pronto se le olvidó, abriendo la puerta al escandaloso enriquecimiento desde su mismo despacho de gobernador.

De allí que tuve un deja vu cuando escuché al ex alcalde y hoy gobernador declararse “enemigo de la corrupción y de la impunidad”.

Pero démosle un voto de confianza, también cuando dice que se declara “libre de compromisos particulares”, y que su “único fin será servir a todos los yucatecos sin distinción”.

Muy importante fue su declaración en el sentido de que va “a encabezar un gobierno que garantice cabalmente las libertades y derechos fundamentales de todos”, luego de un sexenio de censura contra algunos medios de comunicación y de espionaje contra opositores y ciudadanía. Al respecto, el gobernador Vila no dijo nada en específico, sobre la libertad de prensa o el espionaje mediante Hacking Team, pero se espera un giro fundamental con respecto al sexenio que terminó.

A destacar también de su mensaje su insistencia en el combate a la “desigualdad, la pobreza y la marginación”, tema que reiteró en al menos tres ocasiones, lo cual es una indicación de que su gobierno no sólo hará bien lo que se hizo en materia de simplificación y transparencia en el Ayuntamiento durante su administración municipal, sino que habrá un compromiso clave en uno de los más graves lastres de Yucatán: su miseria y polarización social.

Es un reconocimiento a que el tema de la desigualdad y la pobreza no va a ser relegado por intereses empresariales o de grupo. Al menos eso se espera.

“Tenemos una gran deuda con nuestras comunidades mayas que son las que más padecen de marginación y desigualdad”, reconoció el gobernador. Tema éste de relevancia histórica y más que nunca vigente, y que de no atenderse, puede convertirse, como el mismo Vila Dosal dijo, en una amenaza para el mismo desarrollo conquistado.

El tema de la ecología no fue olvidado por el gobernador al afirmar, que “el crecimiento económico no destruya la riqueza natural de nuestra tierra”. Aquí imposible no recordar dos ejemplos recientes: la rechazada granja porcícola de Homún y la fumigación aérea en Dzonot Carretero, así como el avance incontenible de la deforestación.

Por último, obviamente llamó la atención la ausencia de Huacho Díaz Mena, designado coordinador de López Obrador en Yucatán, entre los varios gobernadores –incluidos los dos de la Península, Campeche y Quintana Roo- que acudieron así como el enviado especial a la ceremonia por el mismo presidente electo.

No dejaré de mencionar que afuera del Peón Contreras, personas defraudadas por Crecicuentas volvieron a hacer acto de presencia exigiendo al nuevo gobernador justicia, la que les negó el gobernador que se fue, amigo y cómplice de Víctor Caballero Durán. También una mujer de la tercera edad víctima de la banda de la empresa Costa Maya se paró con una pancarta y alzó la voz durante un buen rato advirtiendo que siguen operando en Mérida impunes.

Exudus, el spyware italiano y los asesinatos a control remoto de la CIA por Eduardo Lliteras Sentíes

Leer Noticia

La distopía que viene por Eduardo Lliteras Sentíes

Leer Noticia

La guagua, filtraciones de audios y el relevo en el PRI nacional por Eduardo Lliteras Sentíes

Haga clic para escuchar la conversación en el vídeo
Leer Noticia

Gobernador Vila Dosal ordenó creación de la Policía metropolitana, para dotar de seguridad a municipios y comisarías del norte de Mérida por Eduardo Lliteras Sentíes

Leer Noticia