La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
República de las Bananas

Desorden administrativo y despilfarro en Cultur por Eduardo Lliteras Sentíes

244

VISITAS

Molestos. Y reclamones. Ex funcionarios de Cultur así andan, luego de que publicamos en días pasados una nota en la que mencionábamos que literalmente salían burócratas de las paredes del Centro de Convenciones Siglo XXI, donde tiene sus oficinas Cultur. El tema lo mencionábamos porque el nuevo titular, Mauricio Díaz se encontró sorpresivamente a trabajadores en un segundo piso, ocupados en redes (sic). El descaro y la confusión de los que se fueron llegaron a tal grado, que se permitieron enviar mensajes pidiendo hablar con el nuevo titular para reclamar por la nota, como si él la hubiera dictado, al estilo del anterior gobierno.

 

La realidad es que el exceso en la nómina fue a la par del desorden administrativo en Cultur, donde el gasto en la contratación de publicidad en el año que está por terminar ascendió con Dafne López a la friolera de 76 millones de pesos, de 240 millones asignados, más una extensión presupuestaria para llegar a cerca de 310 millones, según nos explicó Mauricio Díaz en una breve charla.

 

Díaz señaló que los recursos se gastaron de acuerdo a la política presupuestaria del gobierno de Rolando Zapata que no es la misma que vamos a manejar nosotros definitivamente con el gobierno Vila, según prometió.

 

Cuestionado sobre si va a desaparecer la oficina de comunicación social –la que fue manejada con manga ancha por el ex funcionario Herbert Carrillo- el nuevo titular afirmó que no es que no vaya a haber comunicación social, sino que se va a centralizar con el objetivo de economizar, de ahorrar, por órdenes del gobernador Vila.

 

Díaz dijo que se hará lo mismo, por ejemplo, en el tema de seguridad y en las contrataciones externas de algunos servicios, donde obviamente los ex funcionarios de la pasada administración hacían sus buenos negocios. Eso lo señalo yo por mi cuenta.

 

El argumento de Díaz es que todo eso se va a centralizar para conseguir mejores precios ya que ese es parte del plan de austeridad del gobernador Vila: “y lo vamos a ejercer al pie de la letra porque además nos va a ayudar a tener más recursos para invertir en el rubro de turismo”.

 

Al respecto, explicó que Progreso es la principal prioridad para el gobernador Mauricio Vila, ya que además no hay dinero para trabajar en varios frentes a la vez. Vamos a trabajar muy fuerte con el alcalde de Progreso Julián Zacarías y con la secretaria de turismo para tener más participación en la Casa de Cultura y mejorar la zona del Corchito, afirmó Díaz. También señaló que se va mejorar el módulo de información en el muelle de altura. El objetivo, aseguró, es que el turista se quede más tiempo en Progreso. Queremos que tenga algunas actividades nuevas para que el turista también se quede.

 

Aseguró que “también le vamos a meter fuerte a la Ruta Puuc. Vamos a presupuestar el cambio de luz y sonido a vídeo mapping, que es una cantidad fuerte”.

 

Asimismo, dijo que Lol Tun también necesita una inversión fuerte en iluminación. La iluminación que tiene no tiene las condiciones para estar en una zona como esa. Vamos a tener que cambiar todas las lámparas, afirmó Mauricio Díaz.

 

Aquí cabe recordar que apenas en 2015 el gobierno de Rolando Zapata y Cultur anunciaron que las grutas de Lol-Tún, consideradas uno de los atractivos naturales de Yucatán donde habitaron los antiguos mayas, estrenaban “un nuevo sistema de iluminación con tecnología led, en el cual se invirtieron unos 24 millones de pesos”. Que hoy, obviamente, ya no funcionan. Menos de tres años después.

 

Pero siguiendo con lo explicado con Mauricio Díaz, éste aseguró que no se descuidará la zona de Chichén Itzá, y dijo que se pretende reordenar el parador turístico. Es decir, reordenar el lugar para que el turista tenga más accesibilidad al lugar, según explicó.

 

Respecto al desorden administrativo que encontró, dijo que hay que detener la sangría de dinero: vamos instaurar controles administrativos: “estamos poniendo orden en casa, la verdad es que Cultur no estuvo tan mal en la entrega, pero tiene cero control administrativo, seguramente hay mucha fuga de recursos, y nosotros tenemos que ordenar eso. Y recaudar más poder reinvertir en cada zona”. Como es el caso de los paradores turísticos de Kulubá y Xcambó, los que ya se están planeando.

 

Por lo pronto, en el escritorio del gobernador ya están muchas de las observaciones y de los hallazgos en Cultur –como en otras dependencias- incluido el gasto en medios de su antiguo predecesor en el cargo.

La trova de una hipster en el Mayab por Eduardo Lliteras Sentíes

Leer Noticia

Cancelada la biciruta de los domingos por exigencia de la Canacome por Eduardo Lliteras Sentíes

Leer Noticia

Cultur invita a la primera edición de la Expo Vive Yucatán

Leer Noticia

Noche blanca, noche negra por Eduardo Lliteras Senties

Leer Noticia