La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
República de las Bananas

Huachicoleo yucateco y huachicoleros yucatecos por Eduardo Lliteras Sentíes

850

VISITAS

El huachicoleo yucateco es una realidad desde hace años. La red de robo de combustible ha extendido sus tentáculos a todos los Estados del país y Yucatán no es la excepción a pesar de que las autoridades estatales durante la pasada administración guardaron silencio sobre el tema, inclusive tras el estallido de un ducto de Pemex en la carretera Mérida-Progreso, a la altura de la comisaría de Paraíso en el mes de julio.

Ese día, al caer la noche, me avisaron amistades que habían visto un flamazo en la carretera, aunque no sabían qué había estallado. Poco después en el lugar estábamos decenas de reporteros ante las llamas de varios metros de altura que consumían el combustible derramado.

La movilización militar, de la Sedena, de la Marina y de la Secretaría de Seguridad Pública de ese día, fue impresionante y cubrió de vehículos un par de kilómetros de la carretera. La conflagración fue rápidamente controlada sin mayores problemas, afortunadamente.

Pero como siempre, tras el estallido, no hubo información puntual y clara sobre éste nuevo incidente que se sumaba a la cadena de descubrimientos de tomas clandestinas y de bodegas con combustible robado en Yucatán.

A la vista, en particular desde el gobierno de Rolando Zapata Bello, están los rastros de una organización criminal dedicada a robar combustible en Yucatán, y de la que no sólo no se ha hablado con puntualidad y precisión, sino que se ha negado su existencia oficialmente.

Entre los últimos incidentes relevantes en Yucatán, cabe recordar el operativo de la Procuraduría General de la República (PGR), Delegación Yucatán, la que en septiembre informó que mediante cateo en un domicilio en Homún hallaron 11 mil 800 litros de hidrocarburo fruto de sustracción ilícita o huachicoleo. Ese día no hubo detenidos por lo que se sospecha que alguien avisó del operativo a la banda que opera en Yucatán desde hace años, pudo saber Infolliteras.com.

Ayer de nueva cuenta fue descubierta una toma clandestina de combustible en la carretera Mérida-Progreso por el Ejército. En las inmediaciones de Tamanché, zona, por cierto, cada vez más habitada, lo que aumenta los riesgos de accidentes fatales.

El tema de la red de huachicoleros (los operativos y los de cuello blanco) y de sus cómplices en el Estado debe ser tomada en cuenta en momentos en que el gobierno federal encabeza un complicado y difícil enfrentamiento con la mafia que roba combustibles en el centro y occidente del país, y que ha generado una crisis alimentada por sus cómplices en diversos ámbitos de la vida nacional, los que alimentan el pánico entre la población.

El diario yucateco Por Esto! publicó recientemente un artículo sobre la mafia huachicolera en el Estado, señalando, entre otras cosas, lo siguiente: “A opinión de empresarios consultados sobre el gigantesco robo de gasolina que ocurre desde la TAD de Pemex, el producto del hurto va a parar a las estaciones de servicio de tres empresarios yucatecos que deberían ser investigados y auditados por el SAT, se trata de Emilio Loret de Mola Gómory, Emilio Gamboa García de Lodemo-La Gas y grupo Enerkón, respectivamente.

En Quintana Roo sale a relucir el nombre de Ricardo Vega, de Corpogas”, decía Por Esto!.

Asimismo, Por Esto! aseguraba que “en Yucatán, desde hace varios años los gigantescos robos de combustible desde el interior de Pemex en la Terminal de Almacenamiento y Distribución (TAD) no son algo nuevo, lo cual demuestra que Petróleos Mexicanos en el Estado ha fomentado, solapado y protegido el robo de gasolina”.

Leer artículo: http://www.poresto.net/2018/12/29/robo-de-combustible-en-pemex-nada-nuevo-en-yucatan/

Es decir, no cabe duda de que en Yucatán hay cómplices en las instituciones, no sólo en Pemex, pero hasta ahora no se conocen investigaciones de inteligencia sobre sus ramificaciones no únicamente para sustraer el combustible, sino para venderlo en el Estado. Y el rumbo que toman los recursos fruto de lo robado, y de lo vendido.

Dice Álvaro Delgado en su columna semanal en El Heraldo de México que “la ofensiva de Andrés Manuel López Obrador contra la mafia que saquea combustibles propiedad de la nación, cuyas ramificaciones están identificadas por el Ejército y la Marina, será un fracaso si la ley no se aplica a los huachicoleros de cuello blanco solapados por los gobiernos de Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto”.

Esos huachicoleros de cuello blanco también están presentes en Yucatán. Y han alimentado sus bolsillos en los últimos años, creando una peligrosa banda criminal, bien organizada, que amenaza la paz del Estado más seguro. Sus rastros, están a la vista.

Asegura presidente AMLO que regularización del suministro de gasolinas podría regularizarse esta semana en Jalisco, Estado de México y Ciudad de México

Leer Noticia

Robo de gasolinas en aeropuertos estatales abastecía a empresas privadas del sector aeronaútico / Grandes empresas se surtían del huachicoleo y eludían impuestos

Leer Noticia

Terror entre gasolineros y políticos huachicoleros por indagatorias de la SHCP y PGR: identifican a 194 gasolineros

Leer Noticia

Huachicoleo yucateco y huachicoleros yucatecos por Eduardo Lliteras Sentíes

Leer Noticia