La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Ecología

Devastación en Kanasin del medio ambiente en Cerritos Mulchechén: contaminan manto freático y destruyen ecosistemas

198

VISITAS

Redacción / Eduardo Lliteras Sentíes.- Un par de cuadrillas de hombres trabajan en el fondo de una hondonada que hasta hace algunos años era una sacasbera abandonada que se había convertido en una aguada natural donde florecían árboles y abrevaban ciervos, conejos, aves. El agua límpida era un nicho ecológico en el que habitaban peces, crustáceos. En el presente todo se ha ido por la edificación de una “planta de tratamiento” de aguas negras que no funciona y vierte el agua contaminada, afectando el manto freático y el aire de la zona con sus pestilencias.

Nos encontramos en Cerritos Mulchechén, zona de rápido crecimiento urbano del municipio de Kanasín, donde priva el desorden, la destrucción ambiental y la pobreza. Por el camino de terracería caminan un grupo de vecinas con sus cartulinas para manifestarse contra la contaminación que generan las aguas negras y la “planta de tratamiento” del fraccionamiento “Cielo Alto”.

“Antes aquí había conejos, venaditos, variedad de pajaritos, había un estanque que se formaba cuando llovía y bajaban toda clase de animalitos, pero ahora lo han ido rellenando de basura, de plásticos, llantas, escombros”, narran las vecinas.

En el lugar se aprecian, claramente, los montones de escombro y desechos que arroja la empresa constructora de Cielo Alto en lo que era una aguada natural, en la que aún hay algunos árboles. Los animales o han muerto o han huido.

Con tristeza, las vecinas narran a Infolliteras y a La Jornada Maya que “antes esto era muy bonito, eran matas grandes y hermosas; yo bajaba y veía a los pájaros, a los patos, a las garzas: aquí bebían agua y tenían sus nidos, pero empezaron a meter y meter basura y el agua se perdió y los animales ya se fueron”.

Las vecinas y vecinos que viven en la zona, limítrofe con la mancha urbana, conectada con caminos de terracería con un fraccionamiento cercano de casas populares, tienen días que iniciaron las denuncias por la contaminación y mal funcionamiento de la “planta de tratamiento de aguas negras”.

Los propietarios del fraccionamiento tras tres días de las primeras protestas, enviaron cuadrillas de hombres a limpiar y pintar la planta, mientras con pipas se llevan las aguas negras a otro lugar.

Policías privados resguardan el ingreso, entre el polvo, la basura, y el deterioro generalizado en toda la zona provocado por la empresa desarrolladora de Cielo Alto y el crecimiento urbano de la zona.

 

FOCO DE CONTAMINACIÓN

 

“Lo que tenemos aquí es un foco de contaminación que afecta a las familias”, dice un vecino.

“Éste lugar era un área verde y sitio de anidación de aves y animales como ardillas, pericos, venados”, añade.

Hoy vemos que no hay nada de esto, dice señalando hacia el fondo de la hondonada donde trabajan en desalojar parte de las aguas negras que se acumularon entre los árboles y las instalaciones de concreto.

Como explican los vecinos, la planta, supuestamente debería dar tratamiento a las aguas negras para garantizar la limpieza del agua que consumimos y la salud de nuestras familias, pero hasta ahora podemos ver que es todo lo contrario, señalan y advierten que en realidad la empresa está maquillando una planta que no sirve para el propósito con el que supuestamente fue edificada.

 

EXIGEN A LAS AUTORIDADES INVESTIGAR

 

“Exigimos a las autoridades competentes que investiguen, quién autorizó éste vertedero de aguas negras y juicio a los responsables por el daño que le están causando al medio ambiente”, reza una de las pancartas que muestran las vecinas plantadas frente a la hondonada en cuyo fondo se observa la planta de tratamiento y los obreros que la maquillan.

En otra pancarta se lee un mensaje dirigido al alcalde de Kanasín: “William Pérez exigimos se cierre la barranca y multe a constructores”, de Cielo Alto.

Las vecinas señalan que beben agua de pozo, y que la contaminación del manto freático pone en grave riesgo su salud, por lo que exigen al alcalde priista de Kanasín servicios públicos, como el agua potable, precisamente, por la contaminación generada en la zona.

“William Pérez exigimos respuestas al problema de aguas negras ya que contamina nuestros pozos ya que no contamos con el apoyo de agua potable”.

Insisten en que además, a raíz de que se desbordó la planta, en el área y sus hogares proliferan los mosquitos y fauna nociva así como la peste de caño.

De hecho, las tuberías y sus respiraderos no tienen tapas, como se puede apreciar en la zona.

Hasta el momento, únicamente se tienen noticias de que la Profepa, su área industrial, realizó una “inspección”, de la que no se conocen los resultados.

Las autoridades estatales señalan que su competencia en dicho lugar es limitada pero aún se espera saber qué medidas asumirán para frenar el grave deterioro de la zona y su grave impacto en la salud y los ecosistemas.

El rostro del señor Itzá que emergió en las Granjas Kekén de Kinchil por Eduardo Lliteras Sentíes

Leer Noticia

Descubren nueva especie de crustáceo en aguas de la plataforma continental de Yucatán

Crustáceo (anfípodo) nombrado Gammaropsis elvirae.Tomada del Facebook de Carlos Paz.
Leer Noticia

Vídeo Clausurada contaminante planta de aguas negras de CieloAlto en Kanasín, dice Sayda Rodríguez

Leer Noticia

Complejo Porcícola de Kinchil cumple con la normatividad en el manejo de las aguas residuales, asegura la empresa tras inspección de Conagua

Leer Noticia