La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Cultura

Tras denuncia de la desaparición de 35 millones para investigación arqueológica en 5 sitios de Yucatán, el titular del INAH dice que ya aparecieron

147

VISITAS

Redacción / Didier Madera.- El trabajo de investigación arqueológica en Kulubá, Chichén Itzá, Izamal, Dzibilchaltún y Uxmal iniciarán en breve, con un primer monto de 17 millones de pesos, informó el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Yucatán, Eduardo López Calzada. 


Dicha declaración del titular del INAH en Yucatán, tuvo lugar luego de que Mauricio Díaz Montalvo, director del Patronato Cultur —que administra los paradores turísticos de las zonas arqueológicas de Yucatán—, denunció que desconocen el paradero del techo financiero de 35 millones de pesos que supuestamente serían utilizados en el proyecto arqueológico de rescate, conservación e investigación de cinco zonas precolombinas del estado.


El funcionario estatal dijo que este monto fue destinado para ese rubro por la administración pasada, encabezada por el exgobernador Rolando Zapata Bello sin embargo, hasta ahora no saben dónde quedó.


Señaló que es preocupante no saber qué sucedió con este financiamiento, el cual sería utilizado para Chichén-Itzá, Izamal, Dzibilchaltún, Uxmal y Kulubá. Esto, dijo, ocasionó, que los trabajos se hayan detenido por falta de presupuesto. Díaz Montalvo subrayó que la mitad del recurso se entregó al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Yucatán y lo restante nunca se canalizó.


Sin embargo, Eduardo López Calzada aseguró que el trabajo de investigación del proyecto se firmó hace un año, con un presupuesto de 35 millones de pesos para laborar en cinco ciudades mayas, principalmente Kulubá, por lo que en el Estado ya se contaría con 18 zonas arqueológicas abiertas al público.

Hasta el momento sólo se ha entregado el 48.6 por ciento, monto con el cual iniciarán las labores en estos sitios.

Resaltó su confianza de que en los próximos días, el Ejecutivo local libere los 18 millones de pesos restantes, correspondiente al Convenio de Aportaciones del Gobierno del Estado al INAH, lo cual permitirá cumplir al 100 por ciento con lo proyectado para este año.


Reconoció que el documento fue firmado en la administración anterior pero sigue vigente, además que “se trata de un trabajo científico-académico, alejado de todo tipo de colores, nombres y apellidos”.


El funcionario comentó que por el momento, los cinco proyectos a realizar en este año están bajo escrutinio del Consejo Nacional de Arqueología, y en los próximos días se deben de aprobar, para empezar a laborar en este segundo trimestre del año.


Explicó que se eligió este período del año, que es cuando menos lluvias se registran, por lo que se puede efectuar un trabajo continuo y sin arriesgar los hallazgos que se tengan durante la labor de investigación.


Recordó que el 26 de marzo de 2018, en Kulubá, en el aquel entonces gobernador Rolando Zapata Bello y el director General del INAH, Diego Prieto Hernández, firmaron un convenio en el cual se destinaría un techo financiero de 35 millones de pesos para el desarrollo de cinco proyectos arqueológicos de rescate, conservación e investigación en igual número de sitios.


Mencionó que a unos días de concluir la anterior administración, el Ejecutivo local entregó al INAH un monto por 17 millones de pesos, por lo que ahora están en espera de que se entregue la segunda partida, que es de 18 millones de pesos.


En días pasados, el director general del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos (Cultur), Mauricio Díaz Montalvo afirmó, como señalamos al inicio de la nota, que el dinero “desapareció” y que se buscaba la forma obtener el recurso, aunque no especificó la forma y mucho menos fijó una fecha para ello.


López Calzada aseveró que “el Gobierno del Estado no debe de afectar el recurso de otros programas etiquetados para obtener recursos destinados para la investigación arqueológica, de ahí la importancia de la actualización del Convenio de Aportaciones del Gobierno del Estado al INAH”.


Solicitó destinar para la investigación el 50 por ciento del dinero obtenido del cobro que se genera por concepto de acceso al Parador Turístico que hay en las zonas arqueológicas, por lo que “se contaría con el recurso adecuado para trabajar en los 17 sitios abiertas al público junto con Kulubá”.


Además que habría proyectos para mejorar las condiciones de cada Parador Turístico, para que el visitante cuente con instalaciones modernas y de calidad, para tener una estancia más placentera.


López Calzada reconoció que Cultur no maneja recursos económicos pero “forma parte del órgano del Gobierno del Estado que establece la administración y la transferencia de los recursos”, es decir, es el vínculo directo entre el INAH y la Agencia de Administración Fiscal (AFI).


Aseveró que “el hecho de que el convenio se firmara con un gobierno anterior no exime con el compromiso institucional que prevalece, ya que el objetivo es la investigación y la conservación del patrimonio cultural, y con base a ello, dar una proyección de promoción turística”.


“La investigación en las zonas arqueológicas genera nuevas áreas de visita, las cuales pueden ser aprovechadas como un nuevo atractivo para el turismo nacional y extranjero que a diario visitan los sitios”, concluyó.


Tras denuncia de la desaparición de 35 millones para investigación arqueológica en 5 sitios de Yucatán, el titular del INAH dice que ya aparecieron

Leer Noticia

Vídeo El Proyecto del INAH Gran Acuífero Maya redescubre Balamkú, santuario subterráneo

Leer Noticia

Recupera INAH Yucatán estela maya de 500 kilogramos que estaba en posesión de un particular

Leer Noticia

Expertos del INAH echan un vistazo a ruinas del templo de la comisaría de Nabalam

Leer Noticia