La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Cultura

Un accidente: autoridades francesas excluyen, por el momento, un ataque doloso a Notre Dame, iglesia pero también monumento laico francés

131

VISITAS

Redacción.- Por el momento, públicamente, las autoridades francesas se comportan con enorme cautela, y señalan que la principal hipótesis de la fiscalía francesa del incendio que devastó la catedral de Notre Dame es la "destrucción involuntaria por incendio”. Se excluye un ataque doloso. 

Hay que recordar que la catedral de Notre Dame, Nuestra Dama, si bien es una iglesia, pertenece al Estado francés no a la Iglesia francesa. Es también, claro está, un monumento laico, civil. A partir de 1789, con la Revolución Francesa se creó el concepto de patrimonio cultural. Es decir, pertenece a todos los franceses, cristianos o ateos, ciudadanos de cualquier fe.

De tal manera, por el momento la tesis oficial es que se trató de un incendio involuntario, un accidente. Esa es la tesis principal, manejada públicamente.  

La responsabilidad de aclarar el caso ha sido confiada a la dirección regional de la policía judicial francesa.

"Se privilegia la tesis accidental, de un fuego a nivel de la cubierta vinculada a los trabajos de rehabilitación en marcha. No hay nada que indique hasta ahora que se trata de un acto voluntario”, afirman las autoridades francesas.

El fiscal dejó claro que las investigaciones serán necesariamente “largas y complejas” y que dedicarán "todos los medios a disposición para alcanzar la verdad": de momento, ya trabaja en ello un equipo de casi 50 profesionales.

Asimismo, quien intentó sacar raja política del siniestro, fue el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien se apresuró a ofrecer uno de sus brillantes consejos: emplear hidroaviones sobre el edificio medieval en llamas en vez de las mangueras que empleaban el equipo de 400 bomberos desplegados en el lugar.

Pero pronto salió al paso la Dirección General de Seguridad Civil de Francia para desestimar la idea del jefe de Estado estadounidense, porque de haber seguido su consejo, quizá Notre Dame no seguiría en pie. De acuerdo con los especialistas parisinos, el peso del agua de los tanques podría haber destruido, todavía más, el edificio. Además, si las piedras de la estructura se hubieran mojado con grandes cantidades de agua, el peso de las mismas hubiera aumentado y, con ello, el riesgo de provocar un derrumbe mayor de la catedral, señalan.

Por lo pronto se echan cuentas sobre los daños. La pérdida de la aguja, un añadido del siglo XIX por Viollet-le-Duc, la que se alzaba a 93 metros con sus 500 toneladas de madera, terminó calcinada.

El propio ministro francés de Cultura, Franck Riester, ha hecho público el dato: dos terceras partes de la techumbre se han quemado.

Lo que parece que sí se han salvado son los rosetones medievales, de los siglos XII y XIII, unas de las obras de arte más importantes de la estructura original de la catedral. Y sobre todo, la estructura y las torres, parecen haber resistido el incendio. Así como el órgano al interior.


Un accidente: autoridades francesas excluyen, por el momento, un ataque doloso a Notre Dame, iglesia pero también monumento laico francés

Leer Noticia

El incendio en la catedral de Notre Dame disminuye: al parecer se salvó la estructura y las torres

Leer Noticia

Vídeo En llamas Notre Dame de París

Leer Noticia

Gobierno francés cancela construcción del aeropuerto en Notre-Dame-des-Landes, tras años de protestas y polémicas

Leer Noticia