La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
República de las Bananas

La gobernatura maya y la rebatinga por los mayas por Eduardo Lliteras Sentíes

227

VISITAS

La lucha por el control político de los mayas -y de lo que se quiera llamar “maya” en Yucatán, Campeche y Quintana Roo- derivó en un desencuentro, cruce de acusaciones y descalificaciones en Mérida, que casi llegó a las manos. A 500 años de la llegada de Hernán Cortés a México y a la Península, durante la entrega del “bastón de mando y toma de protesta de la gubernatura” indígena maya en Mérida, las divisiones y la pelea por el vasto patrimonio histórico-cultural de la región, y de sus comunidades, cobra auge.

Es de preverse que el conflicto escale ya que la rebatinga por lo “maya” va de la mano de la irrupción de intereses políticos, económicos y de mega proyectos en la región que están cambiando el rostro de la Península de Yucatán de forma determinante, su geografía, pero también su componente étnico, cultural.

El desplazamiento de viejos grupos de poder se añade a ésta salsa de habanero.

 

GOBERNADORA, IMPUGNADA

"Soy india, indígena maya" aseguró reiteradamente Ignacia Margarita Torres Sansores durante la ceremonia “maya” celebrada en un predio particular en el centro de Mérida hasta donde llegaron representantes de la organización Múuch Xíinbal, quienes cuestionaron, con pancartas y la lectura de diversos artículos constitucionales, dicho nombramiento del que no se conocía gran cosa en Yucatán, ya que las invitaciones se habían repartido de forma privada.

La discusión subió de tono, mientras algunas personas que acompañaban a Margarita rebatían las acusaciones a los representantes de Múuch Xíinbal, y les exigían que se salieran del predio privado y guardaran silencio mientras se llevaba a cabo la “ceremonia” con un “sacerdote maya”, entre el sonido de caracolas, invocaciones en maya y copal.

Sin embargo, las acusaciones –en maya y español- contra Ignacia Margarita Torres Sansores no cesaron. Por el contrario, los representantes de Múuch Xíinbal aseguraron que tienen en su poder un amplio expediente de más de 16 hojas de denuncias en contra de la auto declarada gobernadora de los mayas, a las que se añadirían las que presentarían ellos mismos por su cuenta ante la Fiscalía General del Estado, según nos dijeron.

La presencia de algunos medios de comunicación, incluidas cámaras de televisión, favorecieron que los ánimos no estallaran.

Cabe mencionar que ya desde el año 2017 hubo quienes afirmaron que la “Gobernatura Nacional Indígena”# era el nuevo “Frankenstein” que el PRI ha creado con el propósito de cooptar y manipular el voto indígena para su beneficio y evitar girara hacia el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y hacia la entonces candidata indígena del CNI-EZLN. Se decía que se pretendía fuera algo similar a la CNC, por ejemplo. El viejo PRI corporativo, que se niega a morir.

Tras el desastroso resultado electoral para el PRI, parece que ese nuevo “Frankenstein” busca ser revivido a escala nacional para contraponerlo al indigenismo gubernamental y del EZLN. Curiosamente, según fuentes consultadas, la neo gobernadora maya era “gente de Panchito Torres” (el cuestionado presidente del PRI Yucatán), aunque ahora aseguran “está peleado con él”.

 

GOBIERNO PARALELO

Durante el evento, además de la discusión sobre la legitimidad de Margarita Torres para erigirse como “gobernadora indígena” de todos los mayas en Yucatán, se afirmó que en realidad no se trata de una organización civil más, sino de un “gobierno paralelo”, de “cogobernanza” (sic), de “coadyuvancia” (sic).

Una vez salieron los opositores del predio –donde se habían instalado sillas, un toldo y una mesa para el presídium junto a una alberca, todo bien sazonado con exquisitas tortas de cochinita, agua de horchata, pozol y paletas- tuvieron lugar una serie de discursos, incluido alguno en maya.

Particularmente encendido resultó el de recién investida “gobernadora maya”, quien se salió del guión para recalcar sus orígenes mayas y rechazar las acusaciones en su contra.

Llamó la atención en el presidum la presencia de Mireya Zapata, representante en el evento de la CODHEY, según se dijo, quien compartió silla en el estrado junto a la “gobernadora” tras su investidura, sin decir palabra, con su vestido color morado.

El otorrinonarinlógo Carlos Antonio Chacón Arcila, ex candidato de diversos partidos (Convergencia, PRD y Movimiento Ciudadano en varias elecciones), apareció en el evento como presidente del Consejo Estatal de la Gobernatura indígena.

Vestido con guayabera, también hizo a un lado el discurso escrito para afirmar que “Yucatán es un Estado precioso, bonito-; simple y sencillamente ¿cuál es el único defecto?”, preguntó. Y auto respondiéndose afirmó: “la ultraderecha que no deja avanzar”.

Durante el evento, además de discursos de los llamados gobernadores indígenas de otros Estados (Estado de México, Michoacán, Campeche) se entregaron bastones de mando a otros representantes locales de diversos municipios.

También participaron algunas personas que fueron presentados como productores de miel, limón y otros productos del campo.

Paulatinamente el ambiente se fue distendiendo y entre agradecimientos a la prensa presente –“porque nosotros no tenemos para pagar medios”- y el inicio del reparto de las tortas de cochinita, concluyó la ceremonia envuelta en el pesado sopor del sol inclemente de abril que abrasa a Mérida. Y que promete quemar a más de alguno.

Vídeo Rechazan que La Plancha se convierta en estación del tren maya

Leer Noticia

INPI Yucatán entrega más de 41 millones de pesos para productores mayas

Leer Noticia

La Japay sigue trabajando en reparar tubería en colonia Maya: gran parte del centro norte de la ciudad afectado en el suministro de agua potable

Leer Noticia

AMLO anuncia 40 mil millones de pesos para tren maya y minimiza crisis por sargazo en Quintana Roo

Leer Noticia