La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
República de las Bananas

Encuentro en Mérida Chapur-Vila para afinar traslado de oficinas ante inseguridad en Q.Roo por Eduardo Lliteras Sentíes

1685

VISITAS

El desplome de Quintana Roo como destino turístico es un hecho. Se reconoce una disminución de ventas en el sector del llamado tiempo compartido según dice Antonio González, gerente de la Asociación de Clubes vacacionales de Quintana Roo (ACLUVAQ). Sin embargo, González no dice que el problema número uno que ahuyenta al turismo en dólares y con alta capacidad adquisitiva, fundamentalmente extranjero y estadounidense, es la extrema inseguridad que padece ese Estado y que no ha cesado de escalar desde al menos el sexenio pasado en medio de un vendaval de corrupción orquestado desde la misma oficina del gobernador Borge. Las ventas de tiempos compartidos se han contraído y en algunos proyectos la caída de las ventas es histórica, como sabemos de buenas fuentes, mientras el sargazo se apodera de las playas en una metáfora de la podredumbre del modelo económico.

En éste contexto no es de extrañar el movimiento de empresarios y grupos empresariales, los que están abandonando la plaza para resguardar la integridad de sus personas y familias pero también de sus negocios, sometidos a agresiones de violentos grupos delincuenciales que no dudan en utilizar la extrema violencia como ocurrió recientemente con la quema de numerosos autos de lujo en un negocio en Cancún para extorsionar al dueño.

De hecho, hay empresarios que proponen abiertamente armarse, como “solución” a la delincuencia tutti frutti que azota Quintana Roo, y que lo mismo involucra a cárteles nacionales que a organizaciones criminales extranjeras y sus socios locales.

En éste huracán de inseguridad hay quienes ya decidieron dejar Quintana Roo, al menos en el corto plazo ya que no se le ve solución a éste problema en el presente sexenio del panista Carlos Joaquín, por lo menos. Por el contrario, hay quienes inclusive ven a Cancún y Playa del Carmen convertidos en el Acapulco del sureste en no mucho tiempo.

Precisamente durante el cierre de la semana trascendió una reunión privada en Mérida entre el empresario José Chapur Zahoul y el gobernador Mauricio Vila Dosal.

Chapur Zahoul, poderoso empresario del sector turístico y del Grupo Palace Resorts en Quintana Roo, que vio favorecida su suerte gracias a los gobiernos priistas en dicho Estado, habría invitado al gobernador yucateco para exponerle varios problemas que les preocupan y que los han obligado a tomar distancia de su emporio en el Estado vecino, entre los que están la inseguridad, en primer lugar, y de forma preponderante.

De hecho, en el encuentro, mantenido en estricto secreto, habría participado uno de los hijos más involucrados en la conducción del Grupo Palace, de nombre Gibrán quien vive precisamente en la Zona Hotelera de Cancún, en el lujoso hotel Le Blanc.

Según algunos rumores no confirmados, en la cumbre participó el ex candidato priista, José Antonio Meade, ahora barbado y funcionario bien pagado en el banco británico HSBC, al que benefició durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

No sería sorprendente la participación del barbado Meade, ya que Pepe Chapur apoyó abiertamente su candidatura a la presidencia, inclusive dando línea a sus empleados a través de un vídeo.

Pero regresando a la materia del encuentro cabe señalar que según trascendidos recabados por Infolliteras.com el grupo empresarial de los Chapur está trasladando la llamada “Head Office” a Mérida.

No hay confirmación oficial. Pero hablamos del corporativo (traduciendo al español), el que dejará Quintana Roo ante la extrema inseguridad.

Lo mismo ocurre con la familia Chapur. Todos los hermanos, tan aficionados a las bellezas y a los lujos de Quintana Roo, se trasladarán a Yucatán, nos comentan fuentes de la misma empresa, consultados por Infolliteras.com

Hablamos de Gibrán pero también de Anuar y los demás hermanos.

Evidentemente, tales movimientos no fueron decididos de un día para otro. Ni son fruto de un arranque de última hora. La descomposición del vecino Estado obliga a una retirada estratégica, para proteger intereses y familiares.

Es claro que Yucatán es visto como un baluarte en el país y en el sureste por su “seguridad”. También es claro que los empresarios que están eligiendo trasladarse aquí piden que se mantenga esa situación. Para que no degenere Yucatán, como pasa con Quintana Roo. El reto es mayúsculo, ante la irrupción de grupos delincuenciales que lavan dinero en el Estado.

Por supuesto, con la experiencia de los Chapur en el sector turístico, nuevas inversiones y oportunidades de negocios se abordaron durante el encuentro, ahora que Yucatán es visto como posible meca del turismo de salud, por ejemplo, con la oferta de hospitales de primer nivel para los extranjeros a precios en pesos.

Pero hay mucho más. Desarrollos en zonas costeras del Estado que podrían definir el perfil turístico de Yucatán. Todo depende de que la seguridad se mantenga, como ha reiteradamente prometido el gobernador Vila.

Quintana Roo, como el viejo oeste: asaltan autobús turístico procedente de Belice y lo desvalijan

Leer Noticia

Atacan a balazos a familia en Cancún: 6 lesionados, entre éstos, una niña / Fallece bebé que recibió balazo en la cabeza el domingo pasado

Leer Noticia

Investigan venta de terrenos estatales en Quintana Roo a precio de remate a los Chapur

Leer Noticia

México en el lugar 143 del Índice de Paz Global; Yucatán y Campeche, de los Estados más pacíficos / Quintana Roo teñido de rojo / Caribe y Centro América se deterioran rápido

Leer Noticia