La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Derechos Humanos

La victoria en triple banda de la selección femenina de Estados Unidos

197

VISITAS
Redacción.- La estadounidense Megan Rapinoe hizo del Mundial de fútbol femenil una disputa política por los derechos de las mujeres y las identidades disidentes:  "Equal pay, equal pay" ("igualdad salarial, igualdad salarial"), cantó el público estadounidense. Con goles de Rapinoe y Lavelle, Estados Unidos derrotó a Holanda en el Mundial Femenil de fútbol y consiguió su cuarto título. El nombre de Megan saltó a la fama por sus declaraciones donde dejaba en claro que en caso de ganar la​ Copa del Mundo no asistiría a la Casa Blanca. Su victoria, de triple banda, reivindica derechos, golpea al inquilino de la Casa Blanca y a la misma FIFA al coronarse campeonas y señalar que debió ser el día del fútbol femenil y nada más. Mucho han luchado las mujeres para ganar notoriedad en un deporte dominado por los hombres.

El mensaje en contra del presidente Donald Trump, pero previo al partido frente a Holanda aprovechó la conferencia de presa para hablar sobre lo que significaba la final del Mundial femenil y su importancia, en comparación con las finales de Copa América y Copa Oro. El mensaje fue respondido por el mismo presidente Trump en su cuenta de Twitter, mofándose al señalar que primero debía ganar el mundial.

La respuesta llegó luego de que la selección estadounidense ganó la cuarta Copa del Mundo de su historia -la segunda de manera consecutiva- después de derrotar a Holanda 2 a 0 en Lyon.

Las 28 jugadoras del equipo de Estados Unidos de fútbol femenil, hoy campeonas, demandaron a la Federación de fútbol de su país en marzo pasado por discriminacion en el pago, en el medical treatment, en las condiciones laborales, ya que ganan menos comparado con los jugadores hombres.

Megan Rapinoe no sólo se convirtió en la autora del primer gol de la final del Mundial femenil con Estados Unidos, capitana del equipo y bicampeona del mundo, sino que también se volvió la voz de los derechos de la mujer en el deporte, en busca de que se le dé su valor en el mundo del balompié. 

Alex Morgan y Rapinoe, goleadoras de este Mundial, jugadoras de más de 30 años, utilizaron el que probablemente sea su último Mundial para protestar contra las políticas del presidente Donald Trump. Criticaron especialmente su misoginia, su violencia y la discriminación y la violencia para con la población inmigrante y las identidades disidentes.

El IDEY desmiente interés del gobierno por comprar franquicia de fútbol de primera división

Leer Noticia

El presidente Donald Trump pide al presidente AMLO declarar la guerra a los cárteles: dice que su ejército está listo para borrarlos de la faz de la tierra

Leer Noticia

Delirante: Niña podría ser acusada de agresión en Estados Unidos por golpear a hombre disfrazado de Trump

Leer Noticia

El servicio secreto que cuida al presidente Trump interrogó al rapero Eminen por sus canciones contrarias a la figura presidencial

Leer Noticia