La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
El Mundo

Sin tener pruebas concretas, Washington acusa a Teherán de ataque contra refinerías sauditas

77

VISITAS

Redacción.- Washington continúa su escalada de acusaciones contra Teherán en lo que parece presagiar un nuevo conflicto bélico en la región. En efecto. El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha acusado a Irán de haber lanzado el ataque con drones de este sábado pasado contra dos refinerías en el este de Arabia Saudita, sin tener pruebas fehacientes.

Los llamado rebeldes hutíes -bajo ataque de Arabia Saudita, país alimentado de armas por Estados Unidos- han llevado a cabo en los últimos meses varios ataques de drones contra aeropuertos e instalaciones petroleras del reino árabe saudita que lidera una coalición militar que ha mantenido a Yemen bajo asedio en los últimos años matando miles de civiles y devastando sus ciudades. 

La semana pasada se había reportado que una aeronave no tripulada hutí fue abatida por las defensas sauditas en el espacio aéreo yemení.

El ataque contra las refinerías sauditas fue contra las instalaciones de la empresa Saudi Aramco cerca de las ciudades de Abqaiq y Khurais. Algunos expertos dicen que los ataques habrían reducido la producción petrolera del país a casi la mitad.

Teherán está detrás de cerca de 100 ataques contra Arabia Saudita [...]. En medio de todos los llamados a la desescalada, Irán ha lanzado un ataque sin precedentes contra el suministro de energía del mundo", aseveró Pompeo en otra declaración que no tiene sustento más allá de la animadversión estadounidense contra el régimen de Teherán.

El ataque causó el mayor aumento de los precios del petróleo desde 1991, después de que funcionarios estadounidenses culparon a Irán y el presidente Donald Trump dijo que Washington estaba listo para tomar represalias.