La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Ecología

Amenaza mortal: palma aceitera en la selva de Gabón

126

VISITAS

Redacción.- La empresa transnacional de agronegocio OLAM INTERNATIONAL pretende talar 500 mil hectáreas de selva y establecer monocultivos industriales de palma aceitera y caucho en Gabón.

OLAM actúa en más de 70 países y en 2010 se asoció con el gobierno de Gabón en la creación de varias empresas, entre ellas SOTRADER. Gabón está gobernado de forma dictatorial por la familia Bongo desde 1967.

En las tierras que el gobierno dio en concesión a OLAM viven decenas de comunidades, que dependen de los bosques y las sabanas que las utilizan de acuerdo a su modo de vida tradicionalmente basado en la agricultura en pequeñas parcelas, la caza, la recolección de frutos y miel en el bosque y la pesca.

Las talas de la empresa OLAM y sus monocultivos han causado una gran destrucción del territorio de las comunidades, a las que están cercando cada vez más. Las comunidades de Ferra y Nanga, en el sur de Gabón, decidieron unirse para decir NO a la expansión de las plantaciones de OLAM.

Piden apoyo internacional para la petición que han preparado, en la que exigen que OLAM detenga su avance y no tale la otra parte de su territorio tradicional, sobre la margen izquierda del río Dola, muy cerca de las comunidades.

¡Por favor, firmen la petición en solidaridad con la justa demanda de las comunidades de Ferra y Nanga en Gabón, para recuperar su territorio tradicional, fundamental para que puedan mantener su modo de vida, hoy y en el futuro!

Entregarán la petición a las autoridades y a la empresa la víspera del Día Internacional de Lucha contra los Monocultivos de Árboles, el 21 de Septiembre.

FIRMA LA CARTA:

Estimadas Sras. y Sres.:

Con esta petición nos oponemos a la deforestación de los bosques de las comunidades de Nanga y Ferra en el río Dola, en el sur de Gabón, por parte de las empresas OLAM INTERNATIONAL/SOTRADER.

– Los bosques y la biodiversidad, crisol de nuestros valores tradicionales, de donde obtenemos lo esencial de nuestros recursos económicos y culturales, que con acceso limitado son literalmente destruidos, lo que puede agravar las consecuencias relacionadas con los cambios climáticos;
– Las tierras que a menudo explotamos para alimentar a nuestras familias y comunidades nos son quitadas. El alimento se vuelve escaso y la hambruna se instala progresivamente;
– Las bellas promesas hechas a las comunidades no se cumplen jamás.

Nosotros, habitantes de las aldeas Ferra y Nanga, exigimos a la multinacional OLAM y a SOTRADER que nos restituyan nuestras tierras situadas del lado izquierdo (viniendo de Mouila) donde pasa el río Dola, para poder continuar disfrutando de nuestros derechos de uso consuetudinario para nuestras actividades de producción y recolección y para garantizar la seguridad y la soberanía alimentarias de nuestras comunidades tal como se reconoce en la Declaración de Naciones Unidas sobre los derechos de los campesinos y de otras personas que trabajan en las zonas rurales.

Atentamente, Eduardo Lliteras Sentíes

FIRMA AQUÍ:

https://www.salvalaselva.org/peticion/1195/amenaza-mortal-palma-aceitera-en-la-selva-de-gabon?mtu=440973930&t=5779

Amenaza mortal: palma aceitera en la selva de Gabón

Leer Noticia

La selva Amazónica están en llamas, lo que beneficia a la peor empresa del mundo: Cargill, el mayor comerciante mundial de soja y carne

Leer Noticia

El neo fascista de Jair Bolsonaro pretende construir puentes, autopistas y plantas hidroeléctricas en la selva del Amazonas para acabar con la presión proteccionista

Leer Noticia

Incendios récord en el Amazonas brasileño: también queman la selva y sus animales en Venezuela y Bolivia / Macron dice que quema nuestra casa

Leer Noticia