La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Ecología

Los incendios y las cenizas ahogan a Sydney: el cambio climático desata ola de incendios por las temperaturas históricas

187

VISITAS

Redacción.- Se pronostican condiciones catastróficas para el sábado en Sydney y partes de Nueva Gales del Sur en Australia, con temperaturas superiores a 40 ° C y vientos peligrosos del oeste que crean una pesadilla climática para los bomberos con incendios incontenibles cuyas cenizas cubren los cielos de Siydney con un color plomizo asfixiante que obliga a los ciudadanos a utilizar máscaras para respirar. Las escenas son apolicalípticas: el horizonte oscurecido en pleno día por las cenizas y el humo, que cubre las grandes ciudades como Siydney, circundada por incendios forestales históricos alimentados por la estación seca y el calor récord. 


Australia rompió el récord del día más caluroso por segunda ocasión, con una media nacional de 41,9 grados. Esta ola de calor podría empeorar todavía más la grave situación provocada por los incendios forestales en todo el país. Australia está siendo desvastada por la peor ola de calor de su historia que bate todos los récords de temperatura y adelanta una terrible temporada de incendios.

 

Los incendios que sufre el país desde hace semanas se han visto agravados por la ola de calor que afecta a gran parte del territorio australiano. Actualmente hay un centenar de focos activos. Este viernes los termómetros rondan los 40 grados en gran parte del país, aunque las autoridades creen que las mayores temperaturas se alcanzarán este sábado con máximas de 47 grados en Nueva Gales del Sur, que ya se encuentra en estado de emergencia por este motivo. El fuego ha destruido por el momento unas 700 casas y ha arrasado 1,2 millones de hectáreas de bosques.

 

Se espera que las condiciones sean peores que el jueves cuando dos bomberos murieron luchando contra incendios fuera de control, ya que el Servicio de Bomberos Rural advirtió que los incendios podrían detenerse hasta 18 km por delante del frente de incendios principal y se espera un fuerte destructor del sur por la tarde.

 

Dos bomberos voluntarios murieron y otros tres resultaron heridos en Australia mientras trabajaban para contener uno de los incendios que arden sin control en la periferia de Sídney, agravados por la ola de calor que afecta a gran parte del país, según informó este jueves el Servicio Rural de Bomberos del estado de Nueva Gales del Sur.

 

Se teme que los fuertes vientos puedan detener el despegue de los aviones de combate y los helicópteros con bombas de agua.

 

El Comisionado del Servicio de Bomberos Rurales, Shane Fitzsimmons, dijo que iba a ser un "día muy crítico y peligroso".

 

Dijo que los bomberos tenían que permanecer concentrados a pesar de las trágicas muertes de Andrew O'Dwyer y Geoffrey Keaton, de la brigada RFS de Horsley Park.

 

Las dos nuevas víctimas elevan a ocho el número de muertes provocadas por los incendios en Nueva Gales del Sur desde julio pasado. El accidente tuvo lugar poco después de que las autoridades de Nueva Gales del Sur declararan el estado de emergencia por una ola de calor que el miércoles elevó la temperatura media en toda Australia a 41,9 grados centígrados, el segundo récord consecutivo roto esta semana.

Los incendios y las cenizas ahogan a Sydney: el cambio climático desata ola de incendios por las temperaturas históricas

Leer Noticia

Trump se pone gallo: exige que el proceso de destitución y juicio político pase al Senado, bajo control de su partido

Leer Noticia

Aprueban dos cargos de juicio político contra el presidente Donald Trump: votarán impeachment

Leer Noticia

Mérida fuera electa entre las ciudades del mundo que recibirá apoyo técnico directo de la Unión Europea contra el cambio climático, según informan

Leer Noticia